Béisbol

Con la fe en alto

EL DOMINICANO Wagner Mateo en conferencia de prensa celebrada el 2 de julio del 2009 cuando anunció su contrato con los Cardenales de San Luis.
EL DOMINICANO Wagner Mateo en conferencia de prensa celebrada el 2 de julio del 2009 cuando anunció su contrato con los Cardenales de San Luis. Associated Press

A pesar de que muchos jugadores se comportarían como si el mundo se hubiera terminado para ellos, el prospecto dominicano Wagner Mateo se mantiene confiado, alegre y calmado.

El contrato de Mateo con el equipo de los Cardenales de San Luis en la Liga Nacional, valorado en $3.1 millones, fue anulado por la directiva de ese club al argumentar que el jugador de 16 años no pasó su examen físico debido a una vieja lesión que sufría y otro problema físico derivado de la misma.

"Lo único que puedo decir es que me siento en perfectas condiciones físicas para jugar béisbol y triunfar en este deporte'', dijo Mateo, en declaraciones emitidas al diario dominicano El Caribe en su edición de ayer.

Sin embargo, de acuerdo al propio diario, Mateo se negó a responder preguntas que guardan relación sobre la disolución de su contrato inicial, que pone en el limbo la que proyectaba ser una carrera promisoria para este joven pelotero.

El agente de Mateo, Edgar Mercedes, había dicho anteriormente que Mateo tiene miopía en el ojo derecho y una visión de 20-30, pero que la misma no le impide ser el prometedor toletero que en el pasado mes de julio fue contratado por la novena de los Cardenales.

"En octubre lo estaremos presentando a otros conjuntos de las Mayores'', dijo Mercedes.

Mateo es el segundo jugador representado por Mercedes cuyo contrato es anulado por un equipo de Grandes Ligas.

El 2 de julio del 2009, el lanzador Víctor Payano firmó con los Medias Rojas de Boston de la Liga Americana por $900,000, pero tampoco pasó su examen físico y necesita una operación en el codo para reparar un problema que tiene en el mismo.

  Comentarios