Béisbol

Los monarcas hacen gala de su potencia

CARLOS RUIZ recibe el saludo de sus compañeros tras pegar un jonrón.
CARLOS RUIZ recibe el saludo de sus compañeros tras pegar un jonrón. Associated Press

Carlos Ruíz y Raúl Ibáñez pegaron jonrones para que los Filis de Filadelfia derrotaran anoche 8-6 a los Dodgers de Los Angeles en el primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Los Dodgers se batieron de principio a fin, pero el fuego no les alcanzó.

Ryan Howard impulsó dos más con un doble para capitalizar una quinta entrada de cinco anotaciones y el relevista J.A. Happ escapó a una seria amenaza con las bases llenas en el sexto para preservar la ventaja mínima.

Manny Ramírez pegó un bambinazo de dos rayitas para los Los Angeles en la parte baja del quinto luego de que Russell Martin anotara con una conexión de Andre Ethier.

Ethier continuó hacia segunda con un error en tiro de Chase Utley, quien trató de realizar una jugada de doble play. La pifia dejó todo listo para el batazo de Ramírez.

El pintorezco jardinero es el líder de cuadrangulares en postemporada con 29, incluyendo cuatro con los Dodgers, y está a solo una del récord de 80 impulsadas en playoffs que pertenece al boricua Bernie Williams.

Cole Hamels, el pasado Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato y la Serie Mundial, no recordó mucho al lanzador que dominó el año anterior a los Dodgers al permitir cuatro carreras y ocho imparables en 5.1 innings antes de ser sacado del box con corredores en primera y segunda.

Chad Durbin lo relevó y retiró a Martin. Happ regaló un boleto al emergente Jim Thome ara llenar las almohadillas, pero retiró al dominicano Rafael Furcal y sofocó el fuego.

Clayton Kershaw sostuvo una ventaja de 1-0 hasta el quinto, gracias a un jonrón de James Loney en el segundo capítulo.

Pero en el quinto sólo pudo retirar a dos de los nueve bateadores que enfrentó y lanzó res wild pitches en la entrada, un récord para Serie de Campeonato. El otro lanzador que fue víctima de un descontrol similar fue Tommy John en 1982 y Juan Guzmán en 1993. Raul Ibáñez dio comienzo a la rebelión de los Filis con un sencillo antes de que Kershaw caminara al quisqueyano Pedro Feliz.

Acto seguido, Ruíz pegó su batazo al jardín izquierdo.

Con el desafío 5-4 en el octavo, Ibáñez conectó una línea demoledora que se llevó la cerca por la pradera derecha y puso el choque en punto de mate para los locales.

Para hoy, los Filis tienen pensado utilizar a Pedro Martínez.

El dominicano de 37 años hizo su debut en las Grandes Ligas con los Dodgers en 1992 y jugó también con la franela de Los Angeles en 1993, antes de ser canjeado a Montreal por Delino DeShields.

"Esto será especial, sobre todo porque me trae recuerdos de mis comienzos aquí'', dijo Martínez el jueves, antes del primer duelo de la serie. "Surgí aquí y espero que éste no sea el último lanzamiento que haga en esta ciudad, pero si lo es, será una gran alegría terminar en el mismo lugar en el que empecé''.

Martínez, quien no lanza desde el 30 de septiembre, enfrentará a su viejo amigo y compatriota, Manny Ramírez.

"Nadie puede decir que sé cómo pitcharle a Manny. Manny es un gran bateador y puede hacer ajustes mientras avanza el juego'', dijo el veterano.

"Cuando acabe el juego, espero que él venga y me dé el mismo abrazo que siempre me da, y que haga las mismas bromas''.

Martínez puede contar con ello.

"El es como mi hermano'', dijo Ramírez, quien jugó con Martínez en los Medias Rojas de Boston. "Después del juego iremos por una cerveza y todo estará bien''.

  Comentarios