Béisbol

Repetidos errores arbitrales empañan el brillo de los playoffs

El receptor de los Angelinos, Mike Napoli, en la jugada controversial del quinto inning.
El receptor de los Angelinos, Mike Napoli, en la jugada controversial del quinto inning.

En el cuarto partido de la Serie por el Campeonato de la Liga Americana entre Yankees de Nueva York y Angelinos de Los Angeles, ocurrieron cuatro jugadas que obligan a un análisis sobre la necesidad de aprobar la ampliación de videos en series por el campeonato y en la Serie Mundial.

Hasta el momento, sólo está autorizado echar hacia atrás en caso de errores las jugadas que se producen en los jonrones.

Sabemos que aumentar las repeticiones de jugadas traería una mayor demora de los partidos y que en una temporada larga sería desastroso para el béisbol.

Ahora bien, una cosa es un campeonato largo de 162 juegos y otra diferente es una serie de cuatro y siete partidos.

Considero que se deben ampliar las repeticiones por videos en series donde se discute el campeonato de ambos circuitos y en la Serie Mundial donde juegan los campeones de cada liga en busca del gallardete de Grandes Ligas.

Resulta muy duro para cualquier novena perder el campeonato de su liga o la Serie Mundial por errores de los árbitros en decisiones que en ocasiones son inexplicables.

Ante todo, mi respeto para todos aquellos que ejercen la más difícil profesión del béisbol: los árbitros. Ellos son seres humanos y como tales se equivocan, son hombres que conocen su oficio, trabajan con ética bajo una enorme presión y lo hacen por amor a este deporte.

Vayamos a las cuatro jugadas del famoso cuarto partido por el título de la Liga Americana donde después de verse las mismas por la repetición del video se comprobó que todas ellas fueron errores de los oficiales.

Jugada 1: en la cuarta entrada, Melky Cabrera pegó hit al izquierdo con las bases llenas y Robinson Canó buscó anotar desde segunda y en el tiro de Juan Rivera al plato el árbitro principal Jerry Layne decretó quieto al corredor. En la repetición se ve claramente que el receptor Mike Napoli puso out a Canó.

Jugada 2: Con Cabrera en primera y Nick Swisher en segunda, el abridor de los Angelinos Scott Kazmir se viró a segunda y el torpedero Erick Aybar recibió el tiro y tocó al corredor antes de que la mano de Nick tocara la almohadilla. El árbitro Dale Scott dijo quieto y en la repetición se vio que fue un out limpio.

Jugada 3: Llegó instantes después de que Swiher fuera decretado quieto en segunda. Este corredor avanzó a la antesala cuando Derek Jeter recibió pasaporte para llenar las bases. En esta situación y con out en la pizarra, Johnny Damon elevó al bosque central y Torri Hunter atrapó la bola y tiró al plato en busca de sacar al corredor que pisó la goma sin problemas. El equipo de los Angelinos reclamó que el corredor había salido antes de que la bola tocara el guante de Hunter en jugada de pisa y corre. Fue entonces que el árbitro de tercera Tim McCleland cantó out. En la repetición se aprecia que el corredor salió de forma correcta y que el árbitro había cometido otro error. Y la pifia del oficial no fue solo de apreciación, también fue técnico. Quien vio el juego pudo observar que McCleland se ubicó en un ángulo incorrecto para ver una jugada en la que estaban envueltos a la vez un elevado al central y un corrido de tercera al plato.

Jugada 4: En el quinto episodio con Posada en tercera y Canó en segunda con un out, Swisher conectó un roletazo alto por la lomita y el serpentinero relevista el zurdo Darren Oliver tiró al plato cogiendo movido a Posada que viró a la posicion original. El cacther Napoli lo siguió hasta la almohadilla de tercera y tocó a Posada y también tocó a Canó que aún no había pisado la base. En esta situacion la regla dice que cuando dos jugadores se unen en una misma almohadilla y tocan a ambos, el primero es decretado out por regla y el segundo se queda en la posicion, siempre que este segundo esté arriba de la base. Pero este no fue el caso. Cuando Napoli tocó a Canó, éste todavía no había tocado la almohadilla de tercera, por lo cual la jugada sigue viva y el corredor debe ser decretado out.

El argumento del árbitro McCleland fue que Canó había tocado la base. Cuando se puso la repetición, se ve de forma clara que Napoli tocó a Canó antes de llegar a tercera.

Los Yankees no están arriba 3-1 en la serie frente a los Angelinos por las decisiones de los árbitros, lo están porque han sido superiores en todos los renglones del juego.

Pero no creo que sea justo que un equipo pierda juegos donde se discute el campeonato por errores unjustificables de los árbitros. Tres de las cuatro jugadas que hemos mencionado se vieron que fueron outs y las mismas costaron carreras que a la postre fueron decisivas.

Creemos que la Serie de Campeonato de ambos circuitos y la Serie Mundial, por la importancia que ambas tienen, se le deben ampliar las jugadas de repeticiones de video. Al menos, en aquellas donde se reflejen errores en violación de las reglas, en jugadas decisivas que se producen en el plato y en aquellas controversiales con hombres en posición de anotar.

El béisbol no tiene que permanecer estático bajo los mismos reglamentos del pasado siglo cuando existen los recursos técnicos y científicos para hacerlo un deporte más perfecto.

  Comentarios