Béisbol

Los Filis sueñan con armar una dinastía

EL DOMINICANO Pedro Martínez es uno de los que más intensidad ha mostrado dentro de los Filis de Filadelfia a medida que transcurre la postemporada.
EL DOMINICANO Pedro Martínez es uno de los que más intensidad ha mostrado dentro de los Filis de Filadelfia a medida que transcurre la postemporada. Associated Press

Pedro Martínez cuenta que se maravilló con la actitud serena de sus nuevos compañeros cuando se incorporó a los Filis de Filadelfia para la parte final de la temporada.

"Pese a la intensidad que se nota cuando están en el terreno, este equipo no refleja la calma que hay en el clubhouse'', afirmó el as dominicano poco después de su llegada como refuerzo para la rotación. "Lo relajado que están todos. Lo sencillo que hacen todo. Salen a jugar con la seguridad de que van a ganar. Es una bonita sensación salir y saber que tu equipo se siente superior al rival''.

Palabras más, palabras menos, a lo que se refiere Martínez se llama estirpe. Y a estos Filis les sobra.

Una franquicia con una larga historia de fracasos -- la primera que sufrió los 10,000 reveses en todas las ligas profesionales de Estados Unidos -- ahora está a cuatro triunfos de ser la primera en repetir como reyes de la Serie Mundial en casi una década.

Después de derrotar por segundo año seguido a los Dodgers de Los Angeles en la serie de campeonato, los Filis pueden presumir de ser un equipo que en la postemporada es arrollador como pocos, y ya están soñando con la posibilidad de formar una dinastía.

Su marca en las últimas dos postemporadas es de 18-5 y su porcentaje de .783 es el tercer mejor entre los equipos que se clasificaron a los playoffs en años seguidos desde 1995.

Sólo son superados por los Yankees de Nueva York de 1998-99 (22-3, .880) y 1999-2000 (22-6, .786), equipos que ganaron el campeonato de la Serie Mundial. Los del Bronx son también el último conjunto que logró repetir el título cuando en 2000 vencieron a sus vecinos Mets.

Y pensar que no fue hasta 2007 que los Filis reaparecieron en la postemporada tras una sequía de 14 años y que el año pasado conquistaron su primera Serie Mundial desde 1980.

El aplomo de los Filis, esa característica que los ha convertido en un equipo acostumbrado a venir de atrás, no es obra de la casualidad.

"Lo que tiene este equipo es su armonía y que nadie se desespera sin importar el tipo de dificultad'', dijo el catcher panameño Carlos Ruiz.

  Comentarios