Béisbol

Pelota cubana: con urgencia piden cambios

FREDERICH CEPEDA (24) celebra con la selección cubana, en el Clásico Mundial, en marzo último en México.
FREDERICH CEPEDA (24) celebra con la selección cubana, en el Clásico Mundial, en marzo último en México. EFE

Una pregunta resuena fuerte: ¿Hay crisis en el béisbol cubano?

Tras cuatro años de sequía en torneos internacionales, medios oficiales en Cuba pidieron cambios aunque rechazaron que la solución sea la participación de sus peloteros en las Grandes Ligas.

"Tenemos problemas reales... pero lo que no considero ni correcto, ni inteligente, es que se pueda afirmar que la solución mágica es que nuestros peloteros puedan jugar en Grandes Ligas, así como así'', comentó un artículo de opinión del sitio oficial cubano Cubadebate.

Y agregó que la prioridad es rescatar tres principios "sagrados'' en el béisbol, el deporte nacional en la isla.

"Lo primero es proteger el mayor espectáculo cultural del país, las Series Nacionales. Lo segundo es proteger a esa gloria nacional que es el Equipo Cuba. Lo tercero es cómo subir el tope competitivo de nuestro béisbol sin desmantelar lo que hemos logrado''.

Para lograr los dos primeros principios, tanto en el torneo de la isla como en el equipo nacional, no se puede prescindir de los mejores peloteros cubanos.

"¿Qué pasaría si, por ejemplo, Yuliesky Gourriel, Alfredo Despaigne y Freddy Asiel Alvarez, están en plena temporada con un equipo de las Grandes Ligas?", y no pueden jugar la serie o integrar la selección cubana, preguntó Cubadebate.

Para Cubadebate, la participación en las Mayores de los mejores peloteros de República Dominicana, Puerto Rico, Vene-zuela o Japón desangra los equipos que participan en las ligas de esos países.

Además según el medio, "el nivel técnico [de Cuba] tiende a bajar'' porque no existen a nivel internacional torneos de calidad.

Entre mediados de los años 70 y 1999, "nos fuimos muy por encima de los demás... nos acostumbramos a ganar fácilmente cuanto torneo existiera''.

Cuba fue campeón olímpico en 1992, 1996 y 2004, y obtuvo la medalla de plata en el 2000 y en el 2008. En el primer Clásico Mundial, la novena cubana perdió en la final contra Japón, pero en el segundo Clásico no superó la segunda ronda.

"Hay que comenzar a acostumbrarse psicológicamente a que en el béisbol, como en cualquier deporte, vamos a ganar y perder'', escribió Cubadebate.

  Comentarios