Béisbol

Aroldis Chapman ganaría menos millones de lo pronosticado

Aroldis Chapman.
Aroldis Chapman.

De la apoteósis de Daizuke Matsuzaka a la normalidad de Stephen Strasburg.

Así parece ser el camino de Aroldis Chapman cuando quedan sólo dos días para el comienzo de las reuniones invernales del béisbol.

El evento, donde se reúnen los dueños de equipos con sus altos mandos y se realizan los grandes cambios de pretemporada, podría definir a partir de este lunes en Indianápolis el futuro financiero del antillano y el color del uniforme que usaría en abril.

Por lo pronto, Chapman ya fue el centro de una fricción entre los Medias Rojas de Boston y los Yankees de Nueva York, aunque es muy probable que no provoque otra guerra monetaria como la protagonizada en torno a José Ariel Contreras en el 2002.

Chapman, a no dudarlo, debe celebrar el nuevo año convertido en millonario, pero su precio ha bajado considerablemente de los $60 millones que muchos vaticinaron en los días de su deserción, y hoy su potencial pacto se sitúa alrededor de los $15 millones recibidos de parte de los Nacionales por Strasburg, el número uno del pasado draft amateur.

De hecho, ya Chapman tiene una oferta en firme de los Medias Rojas de Boston, quienes firmaron en el 2006 a Matzusaka por $52 millones.

"Le ofrecieron más de $12 y menos de $20 millones'', informó a El Nuevo Herald una fuente muy cercana a API, la agencia que representó al cubano desde su deserción hasta hace un par de semanas.

La fuente confirmó que Chapman participó en un try out -una demostración- delante de los evaluadores de los Medias Rojas, donde el cubano causó buena impresión física, aunque no se acercó en ningún momento a las 100 millas por hora.

"El día de la sesión de bullpen era muy frío y llovía en Boston'', agregó la persona que prefirió el anonimato. "Los Medias Rojas y API coincidieron en que Aroldis lanzaría entre el 75 y el 80 por ciento de su velocidad. Ellos sólo querían ver su condición física y no si estaba en condiciones de sobrepasar las 100 o las 90 millas de manera consistente. Desde el punto de vista físico, sí quedaron impresionados''.

Los Yankees también estaban interesados en ver a Chapman, pero la dirigencia de API -por alguna razón desconocida- no accedió a este reclamo, lo que enfureció al gerente general de los Mulos, Brian Cashman, quien ha comentado entre su círculo más cercano que no soltará los millones sin primero ver al pitcher cubano.

Este no es, al parecer, el único problema que contempla Nueva York, cuyos dirigentes terminaban ayer en Tampa la reunión para analizar el presupuesto del próximo año y la estrategia a seguir en el mercado de agentes libres.

"Hay un problema con el Departamento de Estado, pues Chapman entró con parole a este país bajo la supervisión del señor [Edwin] Mejía y de cierto modo aún es responsable del jugador'', comentó un ejecutivo de alto rango de los Yankees. "Hasta que esto no se resuelva, no podemos hacer nada''.

Tampoco queda claro si Chapman recibió el permiso de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro.

Recientemente, Chapman abandonó a Mejía -el presidente de API- y eligió como nuevos agentes a los hermanos Hendricks, quienes representan, entre otros, a Andy Pettitte y al cubano Kendry Morales, y quienes tienen un largo historial de negociaciones con los Yankees y los Medias Rojas.

Correos enviados a los agentes de Chapman no fueron contestados.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios