Béisbol

Un pitcher listo para ahora y para el futuro

CHRISTIAN GARCIA en el George Steinbrenner Field, el 25 de febrero, en Tampa, en el encuentro con la prensa.
CHRISTIAN GARCIA en el George Steinbrenner Field, el 25 de febrero, en Tampa, en el encuentro con la prensa.

Los Yankees de Nueva York son una mezcla de sangre estadounidense y latinoamericana desde peloteros, dirigentes y empleados. Varios jóvenes latinos desarrollan sus habilidades en busca de ganarse un puesto con la franquicia más famosa de todos los tiempos y uno de ellos es el serpentinero cubanoamericano Christian García.

Juventud, estatura, velocidad y variedad de envíos son las armas con que cuenta Christian en sus aspiraciones de lanzar en Grandes Ligas.

García nació en Miami el 24 de agosto de 1985, de padres cubanos. Se graduó de Gulliver Prep, donde destacó en el equipo de béisbol. Es un pitcher derecho de 24 años de edad y seis pies con cinco pulgadas de estatura que reúne los atributos para triunfar en el deporte de las bolas y los strikes.

Con el número 71 en su uniforme, Christian estuvo en el campo de entrenamiento de los ‘‘Mulos del Bronx’’ con la firme idea de quedarse en el equipo para la temporada del 2010.

"Tiro recta, curva, cambio y sinker’’, afirmó García. "Estoy listo para actuar en las Mayores’’.

El cubanoamericano trabajó en función de relevista en dos ocasiones en la pretemporada y en dos entradas toleró una carrera, un hit y ponchó a dos bateadores.

"Debe adquirir algo más de experiencia en Ligas Menores’’, indicó el vicepresidente ejecutivo de los Yankees, el cubano Félix López. "Es un muchacho con mucho talento que si no tiene problemas de lesiones y mejora su control puede llegar a ser un buen pitcher en este béisbol’’.

Con el equipo Trenton en Doble A, García acumuló dos victorias sin derrotas con 15 hits permitidos, dos carreras limpias, una efectividad de 0.72 y 24 ponches propinados en 25 entradas de actuación.

"Trataré de seguir haciendo un buen trabajo en Ligas Menores, pero yo me siento preparado para lanzar al más alto nivel’’, aseguró Christian.

Dentro del clubhouse de los Yankees en el Estadio George Steinbrenner en Tampa, García camina de un lado a otro dentro del grupo de superestrellas de esta novena con una sonrisa a flor de labios que contagia de alegría hasta el peor de los pesimistas.

Sobre los Yankees del 2010, el joven miamense nos dice: "Esta novena está repleta de luminarias y puede repetir el título del 2009. Si en algún momento de la temporada me suben a las Mayores voy a entregarlo todo en el terreno para ayudar a la victoria.

  Comentarios