Béisbol

La excelencia de Joe DiMaggio

JOE DIMAGGIO pega un jonrón frente a los Atléticos de Filadelfia el 15 de julio de 1941 durante su racha de 56 partidos consecutivos conectando imparables con el uniforme de los Yankees de Nueva York en la Liga Americana.
JOE DIMAGGIO pega un jonrón frente a los Atléticos de Filadelfia el 15 de julio de 1941 durante su racha de 56 partidos consecutivos conectando imparables con el uniforme de los Yankees de Nueva York en la Liga Americana.

Fue el señor béisbol que se convirtió en un ícono de Estados Unidos y en un símbolo imperecedero de excelencia, cuya fama trascendió al deporte de las bolas y los strikes. Nuestras palabras no pueden describir su verdadera grandeza.

Joe DiMaggio nació el 25 de noviembre de 1914, en California. Luego de jugar para dos equipos semiprofesionales, se inicia en Ligas Menores en 1932 con los Seals de San Francisco, donde sumó una racha de 61 partidos seguidos pegando hits entre el 28 de mayo y el 25 de julio de 1933. Este récord sigue vigente en la Liga del Pacífico.

En su debut con los Yankees de Nueva York ganó $8,500 y se produjo el 3 de mayo de 1936. En 138 desafíos su promedio fue de .303, con 29 jonrones, 206 hits, impulsó 125 carreras y anotó 132.

En su año de Novato fue elegido para el Juego de las Estrellas, participó con los ‘‘Mulos del Bronx'' en diez Series Mundiales y ha sido uno de los mejores jugadores en la historia de los Clásicos de Octubre.

Actuó en 13 temporadas de Grandes Ligas. Sus estadísticas fueron excelentes al terminar su carrera con promedio de .325, 361 cuadrangulares (uno cada 18.9 turnos al bate) y 1,537 impulsadas (una cada 4.4) en 6,821 turnos al plato. Se ponchó sólo 369 veces.

Finalizó por encima de la marca de los .300 en once campañas y en otras ocho superó las 100 impulsadas.

DiMaggio estuvo ausente de Grandes Ligas entre 1943 y 1945 al ingresar al ejército de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Ganó en tres ocasiones el premio de Jugador Más Valioso (1939-41-47). El último de ellos en una decisión histórica donde superó a Ted Williams que había conquistado la triple corona de bateo con los Medias Rojas de Boston.

En la temporada de 1941, exactamente el 15 de mayo, comenzó una racha de 56 juegos sucesivos pegando imparables. Esta marca terminó el 17 de julio en un desafío frente a los Indios de Cleveland en el Estadio Municipal ante 67,468 fanáticos. DiMaggio falló en tres turnos.

En el primer episodio, el antesalista de los Indios Ken Keltner le robó un batazo con etiqueta de hit al tirarse de cabeza en línea por encima de la almohadilla. Keltner hizo otra jugada maravillosa en conexión de Joe en la tercera entrada. Así se detuvo la racha de 56 partidos pegando imparables, récord que después de 69 años de haberse implantado, sigue vigente.

Anunció su retiro a los 37 años, el 11 de diciembre de 1951. Según las propias palabras de un bateador fuera de clase como Ted Williams, el "Yankee Clipper'' ha sido uno de los grandes peloteros de todos los tiempos.

DiMaggio tuvo relaciones amorosas con la famosa actriz Marilyn Monroe. Se casaron el 14 de enero de 1954 y la unión sólo duró 274 días. Se divorciaron el 27 de octubre de 1954.

Joe fue un pelotero de la gorra a los spikes. Pegaba jonrones, bateador de tacto, corría bien las bases, jugador inteligente, con un brazo potente y sus tiros llegaban con precisión a las almohadillas.

Como fildeador fue un jardinero central maravilloso que cubría un campo enorme hacia todos los ángulos llegando a los batazos sin alardes y con elegancia.

Para muchas generaciones de fanáticos, Joe personificó la clase dentro de los diamantes beisboleros.

Por su calidad como jugador supo ganarse el respeto, el cariño y la admiración de todos los amantes del deporte de las bolas y los strikes.

DiMaggio fue elegido al Salón de la Fama el 25 de julio de 1955.

Falleció el 8 de marzo de 1999, a los 84 años de edad, pero su nombre es inmortal y está grabado con letras de oro en los libros de la historia.

  Comentarios