Béisbol

Más preparado en busca de un puesto

LIVAN HERNANDEZ con los Nacionales en partido de pretemporada el 24 de marzo frente a los Yankees.
LIVAN HERNANDEZ con los Nacionales en partido de pretemporada el 24 de marzo frente a los Yankees. Associated Press

Todo comenzó una mañana fuera de temporada en un club de acondicionamiento de Miami, cuando una persona mayor de 60 años reconoció a Liván Hernández, el corpulento y amistoso cubano quien fue el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 1997.

"Me llamó‘‘, recordó Hernández. "Y dije 'oh, ¿quieres jugar raquetbol? Bien'. Antes jugué tenis, así que dije vamos. Y me venció 15-1 y 15-2. Y pensé, no es fácil'. Pero me empezó a gustar''.

De hecho, Hernández, a sus 35 años de edad, comenzó a jugar su nuevo deporte casi a diario, hasta unos ocho partidos al día. Ahora considera que ese ejercicio físico lo ayudó a ponerse en mejor forma y de paso le permitió la posibilidad de llegar a la rotación de abridores de los Nacionales de Washington y quiere permanecer más tiempo en las Mayores.

"Desearía tener 10 años más. Cinco más estaría bien'', dijo Hernández.

Con la selección más alta del draft Stephen Strasburg abriendo la temporada en las Menores, y Chien-Ming Wang en la banca hasta mayo, los Nacionales intentan formar su rotación.

John Lannan y Jason Marquis tienen lugares asegurados, y el piloto Jim Riggleman dijo que Craig Stammen es "una buena apuesta''. Garrett Mock es también un miembro del equipo, con lo cual Hernández, Scott Olsen y J.D. Martin deben competir por el quinto puesto.

Martin abrió el jueves contra un equipo de los Tigres de Detroit, que ganó 8-2. Lanzó cinco entradas en las que permitió cinco carreras en la primera y luego retiró a los últimos 11 bateadores.

"Estoy trabajando duro'', dijo Hernández, y buscando ser el mismo Liván de antes''.

El cubano tiene un 2.25 de porcentaje de carreras limpias admitidas en dos aperturas en la pretemporada contra jugadores de las Mayores.

  Comentarios