Béisbol

Bateo agresivo se traduce en ponches

LOS JUGADORES Cameron Maybin, Chris Coghlan y el mexicano Jorge Cantú (en la foto) son los tres peloteros de los Marlins que más le han hecho swing a las pelotas fuera de la zona de strike, con porcentajes de 35.8, 38.4 y 39.5 respectivamente.
LOS JUGADORES Cameron Maybin, Chris Coghlan y el mexicano Jorge Cantú (en la foto) son los tres peloteros de los Marlins que más le han hecho swing a las pelotas fuera de la zona de strike, con porcentajes de 35.8, 38.4 y 39.5 respectivamente. El Nuevo Herald

La paciencia no es la virtud que más se cosecha dentro de los Marlins de Florida. Es la agresividad la que tiene gran recepción, especialmente a la hora de empuñar el bate.

El conjunto marino es uno de los menos selectivos en el plato, al punto de que la ofensiva le hace swing a un 31.6 por ciento de los pitcheos que le hacen fuera de la zona de strike, un rubro en el que sólo superan a los Astros de Houston, que el jueves lograron apenas su primer triunfo del 2010.

Sobre la base de esta filosofía de agresividad espartana se entiende el por qué los peces constituyen uno de los clubes con más imparables en la Liga Nacional -el tercero-, pero también en ello radica el elevado número de ponches.

"Somos así, un conjunto agresivo. Así son nuestros bateadores. No es algo que nos preocupe mucho'', aseguró el mánager Fredi González, cuyo equipo, sin incluir el desafío del jueves, había abanicado la brisa 72 veces, sólo superado por los Azulejos de Toronto, Bravos de Atlanta, Padres de San Diego y Marineros de Seattle.

Los tres responsables principales de que los peces proyecten más de 1,000 ponches -1,296 hasta ahora- por quinto año consecutivo son Cameron Maybin (12), Chris Coghlan (10) y el mexicano Jorge Cantú (10).

Son precisamente los tres los que más le han hecho swing a las pelotas fuera de la zona de strike con porcentajes de 35.8, 38.4 y 39.5 respectivamente.

Al menos a Cantú esta filosofía le ha dado dividendos históricos, ya que se convirtió la noche del miércoles en el primer pelotero en 90 años -desde que se empezó a tomar en cuenta la estadística de las remolcadas- en iniciar una temporada con nueve partidos al hilo con al menos un hit y una impulsada.

Maybin, entretanto, batea para un discreto promedio de .263, aunque su porcentaje de embasamiento (.349) es uno de los mejores dentro del club.

Lo de Coghlan sí ha sido más preocupante y ha dejado huellas negativas en la maquinaria ofensiva de los Marlins.

El Novato del Año del 2009 está en un letargo en el que promedia .132 con .175 de porcentaje de embasamiento.

Para González la razón del slump de su primer bate es clara.

"No sabía esa estadística de que estaba haciéndole swing a un 39.5 por ciento de pelotas fuera de la zona de strike, pero no me sorprende. La principal razón por la que un bateador se mete en un slump es porque le hace swing a pelotas malas'', consideró el mánager.

  Por segundo día consecutivo, Coghlan no salió como titular del jardín izquierdo, lugar que fue ocupado por Brett Carroll, quien conectó sencillo, doble y triple el miércoles.

Coghlan tiene molestias en el lado derecho del torso después de una atrapada que realizó el martes. "Le vamos a dar un día más, pero ya debe estar listo para mañana (viernes)‘‘, informó González.

  Comentarios