Béisbol

La rebelión no alcanza

ROY HALLADAY
ROY HALLADAY

La lluvia molestó todo el tiempo y, sin duda, contribuyó al sentimiento de derrota de los Marlins.

Bajo una llovizna constnate, los peces lucharon a brazo partido hasta el último out, pero al final cayeron 8-6 frente a los ante los Filis de Filadelfia en el Citizens Bank Park.

Los floridanos llegaron al noveno capítulo seis carreras debajo en el marcador, pero se rebelaron contra el relevo de los Filis y fabricaron cuatro anotaciones con tres infield hits y un metrallazo de Hanley Ramírez.

El drama tuvo su mejor momento cuando Jorge Cantú vino a empuñar con dos outs, pero el zteca conectó un roletazo por el campocorto para detener en 10 su cadena de juegos con al menos un hit y una impulsada para un comienzo de temporada.

Esta sublevación de los Marlins estuvo a punto de echar por tierra un magnífico trabajo del abridor de los Filis, Roy Halladay.

Aníbal Sánchez no se presentó en su mejor noche y fue víctima de una de las más poderosas alineaciones en todo el béisbol, cuando en el mismo primer inning admitió tres de las cinco carreras que fueron a su cuenta.

Sencillo de Ryan Howard, Juan Castro y Carlos Ruiz se combinaron con problemas de control del venezolano para inclinar la balanza del encuentro del lado de los bicampeones de la Liga Nacional.

Sánchez permitió una en el segundo por cuadrangular del dominicano Plácido Polanco, y otra más en el tercero por elevado de sacrificio del puertorriqueño Castro que remolcó a Jason Werth.

El abridor venezolano abandonó la lomita tras seis entradas en las que sumó cinco limpias a su cuenta, con ocho imparables, regaló cuatro boletos y propinó un ponche.

Pero si a Sánchez no le fue bien, a Dan Meyer, el hombre que vino a relevarle, no estuvo mejor al aceptar tres carreras en una entrada que resultó lo más parecido a un volcán.

Chase Utley no creyó en la teoría de zurdo contra zurdo y le conectó un enorme jonrón antes de que Werth le pagara un doble impulsor y, nuevamente, Castro trajera otra para la oma con sencillo.

Mientras los pitchers de los Marlins sufrían, Halladay sólo confrontó un par de problemas menores. Se equivocó en el cuarto con Dan Uggla, quien le conectó un vuelacercas de línea; y permitió un doble del dominicano Ramírez en el octavo.

Halladay no regaló boletos y ponchó a cuatro en ocho entradas.

  Comentarios