Béisbol

Un sueño cumplido a fuerza de talento

CHRIS CHINEA estudia y juega para la Preparatoria Gulliver en Coral Gables. El joven receptor aspira a ser un gran pelotero y para ello se inspira en Albert Pujols.
CHRIS CHINEA estudia y juega para la Preparatoria Gulliver en Coral Gables. El joven receptor aspira a ser un gran pelotero y para ello se inspira en Albert Pujols. El Nuevo Herald

Desde que Jesús Angulo vio a su pequeño nieto se dio cuenta de que el muchacho iba a ser pelotero. Quizás por eso para nadie en la familia Chinea fue extraño que la primera palabra que emergiera de los labios de Chris fuera "bola''.

Han pasado 15 años de aquello y la predicción del abuelo se ha cumplido. Chris Chinea creció y se convirtió en un robusto muchacho que se eleva a casi seis pies y que es una promesa del béisbol de Miami.

Chinea estudia y juega para la Preparatoria Gulliver y para el 2012 se unirá al equipo de la Universidad de Miami, uno de los mejores en el país.

"Esa era uno de sus sueños'', dijo Carlos, su papá, un cubano que llegó en 1962 a Miami cuando apenas tenía dos años de edad y que se quedó y echó raíces en el sur de Florida.

Chris empezó a jugar béisbol a los dos años y medio y desde entonces abrazó con tanta fuerza este deporte, que hoy por hoy se ha convertido prácticamente en su estilo de vida.

‘‘Como a los 10 años supe que quería quedarme jugando pelota. Es lo que quiero hacer ahora'', apuntó Chinea, quien el 3 de mayo próximo cumplirá 16 años de edad.

Sus palabras van avaladas por los hechos.

Más allá de la preparación regular del equipo de su escuela, también tiene un entrenador para mejorar su acondicionamiento físico y además de recibir los consejos -a la hora de empuñar el madero- de Eddie Rodríguez, quien abrió el sendero de Alex Rodríguez.

"Además se cuida su alimentación. No toma ningún tipo de refrescos y nada de cómida rápida'', aseguró su papá, quien atesora cada pincelada que va dejando Chris en su obra como pelotero.

Entre ellas está una que dibujó en el 2008 cuando su pecho llevó, por primera vez en su vida, el nombre de su país.

"Participé en un torneo panamericano de 14 años en Guatemala vistiendo la camiseta de Estados Unidos. Fue un orgullo para mí. Estaba muy emocionado'', recordó Chinea.

Las mariposas en el estómago del nerviosismo no fueron las únicas que volaron alrededor de Chinea en aquella experiencia única. También puso a volar sus batazos.

"Me fui de 5-5 con un jonrón y tres dobles. Además me dieron cuatro boletos y conecté un elevado de sacrificio en el torneo que ganó Estados Unidos'', señaló Chinea, a quien las cualidades ofensivas parecen surgirle sin muchas dificultades.

De hecho, Chinea, quien es sophomore -o jugador de segundo año-, batea para .600 con 44 impulsadas en la temporada con Gulliver, equipo que se prepara para iniciar el campeonato distrital.

"Batear es lo que más me gusta'', admitió Chris, quien no sólo ha probado que es capaz de conectar con contundencia la pelota con el aluminio escolar.

En ese sentido, en octubre pasado asistió al Campeonato de la Serie de la WWBAA, en donde se juega con madera, y en el torneo -uno de los más importantes entre las escuelas del país- conectó para .309 con dos triples y cuatro boletos.

Su arrebato por la ofensiva se explica más fácilmente cuando menciona al pelotero que le gustaría parecerse. "Albert Pujols'', enfatizó.

Y no se conforma con verse en el espejo del que pudiera considerarse el mejor pelotero del momento. También espera convertirse en un adalid como otra gran figura de la gran carpa. "Me gusta mucho Derek Jeter por el liderazgo que tiene'', apuntó.

Pero no hay apuro para Chinea. Por ahora se enfoca en sus objetivos más cercanos, llevar a su escuela al campeonato estatal y volver a vestir este año el uniforme de Estados Unidos en el panamericano de la especialidad en México.

Y mientras tanto su abuelo sigue engordando su album con fotos del nieto. "Tengo desde que era niñito y espero tener también de cuando llegue a Grandes Ligas'', manifestó.

  Comentarios