Béisbol

Respuesta de máxima prioridad

EL DOMINICANO se perdió 98 juegos en las últimas dos temporadas por culpa de una lesión en la rodilla izquierda. En el 2009 cerró con promedio de .241 y 118 ponches.
EL DOMINICANO se perdió 98 juegos en las últimas dos temporadas por culpa de una lesión en la rodilla izquierda. En el 2009 cerró con promedio de .241 y 118 ponches. Getty Images

Le llueven críticas por su defensa en los jardines, que ahora corre las bases como tortuga y hasta se dice que no muestra completa entrega con los Cachorros de Chicago.

Sin duda son tiempos difíciles los que atraviesa Alfonso Soriano, al enfrentar los cuestionamientos de que a sus 34 años es un jugador en franco declive.

Cada fallo, como cuando el lunes en Nueva York se demoró en salir del plato tras conectar un batazo al jardín central, es revisado con la lupa.

El dominicano asegura que trata de no prestarle atención a las críticas, acentuadas por el hecho de que viene de la peor campaña de su carrera de nueve años en las Mayores y por tener uno de los contratos más jugosos.

"Esta es la tercera semana. Hay mucho camino por recorrer, esto está comenzando'', expresó Soriano. "Me siento bien. Estoy trabajando duro día a día en todas las facetas del juego''.

El inicio de campaña para Soriano ha sido de dos caras, con signos de recuperación con el bate (.417 de promedio en los últimos ocho encuentros) y de alarmas por sus carencias como defensor (tres errores).

Después de un flojo comienzo, Soriano comenzó la jornada del miércoles con un acumulado de 10 hits en sus últimos 24 turnos para poner en .289 su promedio total. Cinco de esos imparables han sido dobles.

Ha sido la única luz dentro una racha de cuatro derrotas en fila de los Cachorros, en la que sólo han anotado seis carreras.

Pero de Soriano se espera mucho más y constamente se menciona el monto del contrato de ocho años que firmó como agente libre al final de la temporada del 2006, una en la que se convirtió en el cuarto hombre en la historia con 40 jonrones y 40 robos. La inversión fue por $136 millones.

Todo salió a pedir de boca en su primera campaña cuando bateó para .299 y 33 jonrones y Chicago ganó el título de la División Central de la Liga Nacional.

Sin embargo, las lesiones empezaron a causar mella en el físico de Soriano y en el 2007 fue colocado por primera vez en la lista de lesionados.

Se perdió 98 juegos en las últimas dos temporadas y, por culpa de una lesión en la rodilla izquierda, cerró con promedio de .241 y 118 ponches en el 2009.

Para ser el primero al bate, su promedio de embasado fue un magro .303 y apenas se robó nueve bases.

Todavía más grave han sido los percances de Soriano en los jardines del Wrigley Field, donde ha medido mal elevados o dejado caer pelotas fáciles. El resultado ha sido recibir la rechifla de sus propios aficionados y la semana pasada fue sacado en la parte final de un juego con un propósito meramente defensivo.

Soriano, quien ahora batea en el sexto turno, se defiende diciendo que ahora es que se encuentra sano tras operarse la rodilla en el receso.

"Lo más importante para mí ahora es estar saludable pues en el 2009 jugué siempre con molestia en la rodilla'', afirmó.

"Quiero estar muy saludable para ayudar mucho a este equipo''.

  Comentarios