Béisbol

Pintados de blanco

CAMERON MAYBIN realiza sensacional atrapada, el sábado en la derrota de los peces ante los Bravos.
CAMERON MAYBIN realiza sensacional atrapada, el sábado en la derrota de los peces ante los Bravos. El Nuevo Herald

Como casi siempre, Josh Johnson les regaló a los Marlins eso que en el béisbol se suele llamar una apertura de calidad: al menos seis entradas y por debajo de tres carreras.

Pero eso no significa automáticamente una victoria y menos cuando el otro lanzador lo hace todavía mucho mejor.

El derecho Jair Jurrjens trajo un poco de calma a los Bravos de Atlanta al maniatar a los Marlins de la Florida que cayeron 2-0, anoche delante de 23,912 aficionados en el Sun Life Stadium.

Luego de cuatro derrotas seguidas como visitantes, los Bravos han visto cómo la diferencia que los separa de los Filis de Filadelfia se ha reducido considerablemente, a sólo un juego en el Este de la Nacional.

Y ante Johnson la tarea parecía difícil, pues el as de los peces llegó al choque del sábado con efectividad de 0.75 en las dos ocasiones que enfrentó al conjunto del mánager Bobby Cox esta temporada.

Ciertamente, Johnson no lo hizo nada mal e incluso igualó una marca personal para la campaña al ponchar a 12 bateadores, pero ninguno de ellos se llamaba Alex González, ese viejo conocido de los Marlins.

El campocorto venezolano fue el único responsable del daño ofensivo que recibió Johnson, pues en el segundo capítulo impulsó la primera de los visitantes con un doblete y en el sexto remolcó la segunda con un sencillo.

González estuvo muy cerca de anotar otra carrera en el segundo inning, pero una jugada de squeeze play falló cuando Jurrjens no pudo tocar la bola y el venezolano fue puesto out por el receptor cerca del plato.

Pero ese error de Jurrjens fue apenas una anécdota secundaria.

Lo que quedará en la memoria de este juego es su tremenda actuación en el box y el hecho de haber permitido sólo tres hits a los peces durante siete entradas. Ponchó a siete y regaló tres boletos.

Dos relevistas, Jonny Venters y Billy Wagner, siguieron el camino de Jurrjens para pintar de blanco a los Marlins.

Otra nota al pasar: la expulsión de Chipper Jones en el primer capítulo por discutir una decisión del árbitro principal, Doug Eddings.

Jones fue sacado del banco por Eddings, luego de que el veterano jugador criticara una bola cantada por el juez, cuando Hanley Ramírez se encontraba en conteo de 2-2.

Lo irónico es que Jones ya está fuera de acción por el resto de la temporada, luego de que el 14 de agosto fuera sometido a una cirugía en una rodilla.

En otro orden de cosas, los Marlins seleccionaron el contrato de Triple A del derecho Adalberto Méndez, quien lanzará el primero de un doble juego el lunes en Filadelfia.

Junto a él llegó también de Triple A el receptor Mike Rivera. Ambos reemplazarán en el róster al derecho Ricky Nolasco y al jugador de cuadro Donnie Murphy, quienes padecen lesiones y han sido colocados en la lista de inhabilitados de 60 días.

Méndez, quien estuvo en las Menores desde el 2003, ha tenido momentos en la gran carpa con los Cerveceros, los Tigres y los Padres.

  Comentarios