Béisbol

Carlos González apunta fuerte a la Triple Corona con los Rockies

Hace poco más de un año, Carlos González daba más la impresión que necesitaba estar en las Ligas Menores para pulirse. Ahora, el venezolano es todo un contendiente a la Triple Corona.

"Eso puede describirse como un rápido desarrollo'', expresó el mánager de los Rockies de Colorado Jim Tracy.

Gracias a dos semanas y medio de bateo arrasador por parte de González, los Rockies se han prendido en la lucha por el título de su división y también se ha metido de lleno en la puja por convertirse en el primer bateador que lidera su liga en jonrones, carreras impulsadas y promedio de bateo, desde que Carl Yastrzemski de Boston lo hizo en 1967.

Nadie en la Liga Nacional lo ha logrado desde que Joe Medwick de San Luis lo hizo en 1937.

Antes de la jornada del miércoles, el hombre a quien sus compañeros apodan "CarGo'' lideraba la liga en promedio de bateo (.340) y remolcadas (100). Sus 32 jonrones le tenían a tres del líder Albert Pujols.

Durante una sensacional cadena de 15 juegos a partir del 23 de agosto, el sublime swing de González ha estado encendido con 31 hits en 59 turnos, incluyendo nueve dobles, dos triples, siete jonrones y 21 carreras remolcadas.

Alzó 25 puntos su promedio de bateo.

"Cuando se habla de lo que ha hecho y lo que se avista en el horizonte, da miedo pensar en lo talentoso que es'', comentó Tracy. "Es un jugador super especial. Si se toma todo en cuenta, pues se puede argumentar que es el mejor jugador de la liga en la actualidad''.

De no ganar la Triple Corona, el premio al Jugador Más Valioso está sin dudas a su alcance.

El toletero de 24 años ha mostrado magníficas credenciales, sin importar lo que hagan los Rockies.

Es el único jugador en la Liga Nacional con un promedio de slugging sobre .600 y recientemente se convirtió en el duodécimo pelotero desde 1952 con hits de extrabase en 10 juegos consecutivos.

Su bate no es lo único con lo que se destaca.

Se ha robado 23 bases. Se desplaza en los tres puestos de los jardines en el espacioso Coors Field, haciendo rutina atrapadas difíciles y sacando corredores con el cañón que tiene de brazo.

"Puede hacerlo todo'', aseguró el as de los Rockies Ubaldo Jiménez. "Fildea, roba bases, saca corredores. Lo hace todo''.

El mánager de los Rojos de Cincinnati Dusty Baker no le encuentra una sola fisura a González.

"Es un out durísimo, tiene un swing excepcional. Puede batear por todas partes'', declaró Baker. "No existe forma de contenerlo. Le batea a todos los pitcheos. Es realmente un jugadorazo''.

Antes de la pausa por el Juego de Estrellas del 2009, Tracy lidiaba con las críticas sobre el por qué insistía con González en la alineación del equipo.

Si bien mostraba ocasionales muestras de brillo, como hizo en Oakland antes de llegar en el canje --que ya nadie cuestiona-- por Matt Holliday, pero su falta de disciplina en el plato le dejaban como presa fácil para los lanzadores rivales.

Pero todo cambió tras la pausa del 2009 y ahora se ven los resultados.

  Comentarios