Béisbol

El talento de Aroldis Chapman

AROLDIS CHAPMAN en partido frente a los Rockies de Colorado, el pasado 6 de septiembre. El lanzador cubano no sólo ha impresionado con su poderosa recta, también lo ha hecho con un slider mortífero.
AROLDIS CHAPMAN en partido frente a los Rockies de Colorado, el pasado 6 de septiembre. El lanzador cubano no sólo ha impresionado con su poderosa recta, también lo ha hecho con un slider mortífero. Getty Images

El envio de 103.9 millas por hora que realizó el cubano Aroldis Chapman en su segundo partido en Grandes Ligas, superó las 103 millas del derecho de los Bravos de Atlanta Mark Wholer en 1995 y las 100.9 millas del astro de los Angelinos de California Nolan Ryan el 20 de agosto de 1974 frente a los Medias Blancas de Chicago, convirtiéndose en el segundo lanzamiento más rápido de la historia después de las 104.8 millas que tiró Joel Zumaya en octubre del 2006 con el uniforme de los Tigres de Detroit.

Desde su debut, el espigado zurdo cubano ha realizado 58 lanzamientos y 32 de ellos han marcado 100 o más millas.

Todos conocíamos que Chapman tenía esa recta supersónica, pues en Cuba había marcado 102 millas y en Ligas Menores dicen que llegó a 104. Pero nadie hablaba de su slider. Y ese envio en sus primeras actuaciones me ha impresionado tanto como su bola de humo.

Y lo digo por una razón sencilla: para triunfar en Grandes Ligas se requiere tener algo más que una recta de 100 millas, se necesita control, variedad de envíos e inteligencia.

¿Cómo evaluar el slider de Chapman? ¡Formidable! Para resumirlo vamos a decir que sus primeros sliders me recuerdan los que vi lanzar a dos de los mejores zurdos en la historia de Grandes Ligas: Steve Carlton y Randy Johnson.

Quienes tuvieron el priviligio de ver actuar a Steve Carlton -uno de los lanzadores más dominantes de la historia-, en sus días de gloria con el uniforme de los Filis de Filadelfia, saben que su maestría la alcanzó aplicando control, inteligencia y un slider asesino.

Aquellos que vieron a Randy Johnson saben que hablamos de otro de los grandes lanzadores de todos los tiempos que dominaba a los rivales no sólo por su recta entre 95 y 100 millas, también por su slider que caía en la zona baja de los bateadores.

He podido observar en varias ocasiones y en camara lenta el slider de Chapman. Señores, es mortífero.

Los lanzamientos donde vimos retirar por la via de los strikes a los primeros bateadores que ha enfrentado en las Mayores, cuando llega al plato cae en la zona baja y cerca del pie delantero del bateador. Este lanzamiento cada vez que lo tire de esta forma es casi indescifrable.

Y aunque las primeras actuaciones de un jugador no reflejan exactamente lo que va a ocurrir en su carrera, sí indica el talento de ese pelotero. Y el talento está ahí, al estilo del material que tenían Johnson y Carlton.

Los Rojos de Cincinnati han dicho que subieron a Chapman en septiembre para que adquiera experiencia y tenerlo listo como abridor para la temporada del 2010.

A Chapman le sobra condiciones para ser un buen pitcher abridor en este béisbol. Ahora bien, yo no dudo de que en un futuro cercano sea utilizado como cerrador.

Si observamos los videos de los mejores cerradores en la historia de las Mayores como Mariano Rivera, Trevor Hoffman, Lee Smith, John Franco, y Dennis Eckersley, entre otros, nosotros preguntamos. ¿Qué tienen en sus brazos estos grandes de la lomita que le falte a Chapman?.

A mi juicio, el más grande cerrador de la historia se llama Mariano Rivera, y su dominio absoluto sobre los bateadores rivales se lo debe a su control impecable y a su temibe envío llamado "Cutter’’, que es una bola rápida de cuatro costuras que se lanza como la slider y que tiene una rotación.

Si usted observa en video los lanzamientos de estos serpentineros en el mejor momento de sus carreras y los compara con los que hemos visto de Chapman en sus cuatro primeras apariciones, la diferencia está en el control y la experiencia. El control se alcanza con trabajo y la experiencia con la adquisición de conocimientos en la labor diaria.

No estamos adivinando de que Chapman será una estrellla. Eso depende de él mismo y de otros factores ajenos a este análisis. Chapman esta empezando en esta pelota. Sólo hablamos de la calidad de sus lanzamientos.

Si Chapman lanza strikes y domina la zona baja, con su recta supersónica de cuatro y dos costuras más el slider asesino que posee, se pudiera convertir en uno de los mejores cerradores de la pelota de Grandes Ligas. ¿Y por qué no? También en uno de los mejores abridores, si es que al final se queda en este rol.

Talento le sobra.

  Comentarios