Béisbol

Miami forjó su ilusión

PLACIDO POLANCO captura un roletazo en el encuentro entre Filis y Padres del 29 de agosto en San Diego.
PLACIDO POLANCO captura un roletazo en el encuentro entre Filis y Padres del 29 de agosto en San Diego. Associated Press

Plácido Polanco llegó en 1992 a Miami con una oferta que no podía rechazar.

El entonces muchacho de 17 años llegó de República Dominicana gracias a una beca completa que recibió para jugar béisbol en el equipo del Miami-Dade Community College, que si bien no tiene el palmarés de la Universidad de Miami, probó ser el primer peldaño de una exitosa carrera como pelotero para Polanco.

"Fue una experiencia muy bonita, porque básicamente me estaba educando en dos carreras, la de pelotero y el estudiar inglés. Son cosas que no puedes desaprovechar'', señaló Polanco, poco antes del inicio de lo que sería su último partido del año en el sur de Florida con los Filis de Filadelfia.

Con el conjunto del MDCC, Polanco se destacó lo suficiente para ser considerado por los Medias Blancas de Chicago, que lo seleccionaron en el draft de 1993. "Pero decidí no firmar'', admitió Polanco. "Así que me regresé para la escuela y terminé estudiando un segundo año''.

De aquellos días, el infielder dominicano tiene pocos recuerdos. "Yo sufro de amnesia'' dijo, pero todavía hay imágenes frescas en su mente. "Tuve buenos coaches y buenos compañeros. Jugábamos en el estadio de Miami, el Bobby Maduro''.

Luego de su segunda temporada con el conjunto de MDCC, Polanco una vez más apareció en el sorteo universitario, pero en esta ocasión fue seleccionado por los Cardenales de San Luis en la 19na. ronda.

"Ahí si firmé. Y bueno, aquí me tienen'', resumió.

Polanco llegó a las Mayores en 1998 y se convirtió en titular en el 2001. En el 2006 vivió lo que puede considerarse su mejor momento como pelotero, al ser elegido el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana con los Tigres de Detroit.

Ahora, con los Filis, considera que tiene la oportunidad de volver a los playoffs y de hacer bastante ruido en esa etapa.

"Estamos jugando buen béisbol. Estamos ganando muchos juegos. A la hora de la buena, todos nos recuperamos de nuestras lesiones'', apuntó.

Aunque la realidad es que no todos están saludables dentro de unos Filis que sufrieron las ausencias en determinados puntos de la temporada de Ryan Howard, Chase Utley, Shane Victorino, Carlos Ruiz, Jimmy Rollins y el mismo Polanco.

"Tengo una espuela de hueso suelta en el codo izquierdo. Y la espuela está rota'', admitió. "Cada vez que extiendo el brazo me pincha el nervio y me duele. Pero así me voy a quedar hasta que termine la temporada cuando me tocará operararme''.

Polanco y los mismos Filis tienen razones para esperar hasta última hora para que el antesalista vaya al quirófano, y las estadísticas -espejo del béisbol- así lo reflejan.

El rubro sabermétrico conocido como WAR -victorias que aporta al equipo un jugador en comparación a un pelotero de reemplazo- lo ubica como un mayor contribuyente a la causa de los Filis este año que figuras como Howard, Victorino y Rollins.

Con 13 temporadas en la gran carpa, Polanco puede asentar en el balance positivo la contabilidad de su carrera como grandeliga.

Una travesía que empezó en Miami y cuyos inicios los abraza con agradecimiento.

"Fui muy dichoso de haber estudiado ahí'', manifestó.

  Comentarios