Béisbol

La peor cuña de los peces

GEOVANY SOTO, de los Cachorros, es puesto out en el plato por el receptor de los Marlins, Brad Davis, el viernes en la noche en el Sun Life Stadium de Miami.
GEOVANY SOTO, de los Cachorros, es puesto out en el plato por el receptor de los Marlins, Brad Davis, el viernes en la noche en el Sun Life Stadium de Miami. Associated Press

Ryan Dempster se fue de Miami como el pitcher con más victorias y más ponches en la historia de los Marlins de Florida. El viernes en la noche hizo recordar aquellos días, con la diferencia de que esta vez domó al equipo con el que hizo su debut en la gran carpa.

Dempster lanzó en forma sobresaliente para encabezar el triunfo de los Cachorros de Chicago que se impusieron 2-0 a los peces ante una asistencia anunciada de 22,751 aficionados en el Sun Life Stadium de Miami.

El derecho, que ganó 42 partidos y ponchó a 628 en 121 aperturas con los Marlins entre 1998 y el 2002, trabajó siete entradas en blanco en las que aisló cuatro hits. Ponchó a tres y otorgó tres boletos.

Pero lo mejor de Dempster fue la capacidad de hacer los outs importantes, la clave de que se llevara su 14to. triunfo de la temporada. En ese sentido, los peces le conectaron apenas un hit en 10 turnos con posición anotadora a su otrora compañero y en general, en todo el partido, se fueron de 15-1 en esa situación.

"Tuvimos muchos chances de anotar y no lo hicimos. No llegó nunca el hit clave'', manifestó el mánager de los Marlins, Edwin Rodríguez.

Particularmente improductiva fue la alineación floridana -que no contó con Hanley Ramírez- en los innings finales de Dempster. En el sexto, Logan Morrison abrió con doble y los siguientes tres hombres, Gaby Sánchez, Dan Uggla y Chad Tracy fallaron en forma consecutiva. En el séptimo fue aún peor, ya que Mike Stanton y Cameron Maybin abrieron embasándose, y con hombres en tercera y segunda fueron retirados Brad Davis, Wes Helms y Emilio Bonifacio.

Los peces tuvieron otro chance esta vez ante el cerrador Carlos Mármol, pero al igual que con Dempster se atascaron, luego de que se embasaran abriendo el noveno y por boleto Cameron Maybin y Brad Davis. No obstante, Scott Cousins falló con un elevado, Bonifacio se ponchó y Morrison conectó un elevado corto que le permitió al torpedero dominicano Starlin Castro hacer la jugada del partido para ponerle punto final al encuentro.

Alex Sanabia (4-3 ) abrió por los Marlins y terminó realizando una sólida labor que pudo haber sido bastante mejor si no hubiese sido porque el jardinero izquierdo Morrison perdió en las nubes un elevado de Alfonso Soriano, quien terminó convirtiéndose en un doble productor de la primera carrera de los Cachorros.

El derecho, que venía de lanzar 6.2 entradas en blanco ante los Nacionales de Washington, terminó su labor con 5.2 episodios en los que recibió dos anotaciones y cuatro hits. Ponchó a tres, otorgó tres boletos y finalizó con 109 pitcheos, su mayor cantidad desde que fue subido a la gran carpa.

"Hizo una buena labor. Estuvo sobresaliente, quizás un poco oxidado por el hecho de que tenía varios días sin lanzar, pero lo hizo muy bien'', comentó Rodríguez acerca de Sanabia, quien tenía siete días sin subirse en el montículo debido a que fue suspendido por su participación en la bronca del 1 de septiembre contra los Nacionales de Washington.

  Comentarios