Béisbol

Cardenales dejan libre al boricua López

El mánager de los Mets Jerry Manuel está disgustado con Joe Torre por señalar que le interesaría ocupar su puesto al frente de Nueva York.

Torre ha sido piloto de los Dodgers de Los Angeles durante tres años pero renunciará después de esta temporada. El lunes, en una visita a Nueva York, Torre dijo a la emisora WFAN que siente "curiosidad'' por dirigir a los Mets en el 2011.

Sin embargo, Manuel continúa siendo el mánager de los Mets.

"Yo también siento curiosidad cuando alguien hace comentarios sobre un empleo que está desempeñando otra persona'', expresó Manuel el martes.

"No he tenido una relación personal con él, pero cuando salen a relucir comentarios así, hay que cuestionar la integridad de quien lo dijo''.

Cuando se le preguntó si consideraba que las declaraciones del ex mánager de los Yankees constituían una falta de respeto, Manuel respondió: "Sí, sin lugar a dudas''.

Manuel tiene foja de 199-206 en dos temporadas y media con los Mets, y está comenzando una serie de dos juegos en Florida.

Los Mets están en el cuarto lugar de la División Este de la Liga Nacional, el mismo puesto que ocuparon el año pasado, por lo que está en duda la permanencia de su piloto.

"Pese a la incertidumbre, sigo haciendo lo mío'', afirmó Manuel.

  El gerente general del quipo de los Cardenales de San Luis John Mozeliak explicó la decisión de dejar libre a Felipe López de la siguiente manera:

"Llegó tarde el lunes y no era la primera vez''.

"Llegamos al punto de que teníamos tomar la decisión de sentarlo o simplemente dejarlo ir'', expresó el ejecutivo de San Luis. "Y decidimos que esto era lo mejor decisión para todos."

López ha sufrido varias lesiones este año, incluyendo una en el codo que lo obligó a ingresar a la lista de lesionados.

En la temporada del 2010 bateó .231, con siete cuadrangulares y jugó en la segunda base, tercera y el campocorto.

  El cubano Kendry Morales regresó el martes al Angel Stadium, donde un salto encima del plato para festejar un jonrón con la casa llena le provocó una fractura en la pierna izquierda.

El primera base de los Angelinos de Los Angeles expresó que sigue disgustado por el accidente que derivó en una de las lesiones más extrañas en la historia reciente del deporte.

Después de conectar el jonrón que decidió el triunfo 5-1 sobre Seattle, el 29 de mayo, Morales saltó para celebrar con sus compañeros. El tobillo se le torció y la fractura requirió de una cirugía que puso fin a la temporada del cubano.

Aunque Morales era líder de los Angelinos en varias categorías de bateo cuando se lesionó, considera que sus compañeros no sólo extrañan eso, sino también su buen sentido del humor.

Los Angeles se perderá casi seguramente los playoffs, apenas por tercera vez en nueve temporadas.

  Comentarios