Béisbol

Rebelión muestra debacle dentro del equipo cubano de béisbol

Frederich Cepeda.
Frederich Cepeda.

La exclusión para la Copa Intercontinental de Taipei de China del capitán Frederich Cepeda por una supuesta indisciplina parece ser que ha destapado la olla de presión en relación a los problemas que existen entre los peloteros y los dirigentes de la pelota cubana.

Fuentes cercanas a los hechos declararon a El Nuevo Herald que el estelar pelotero junto al pinareño Pedro Luis Lazo salieron de la concentración del equipo durante una noche en el pasado Preundial, efectuado en Puerto Rico, y al regresar los estaban esperando el mánager Eduardo Martín, el comisionado de béisbol Higinio Vélez y miembros oficiales de la delegación. Al parecer, estos los acusaron de traición a la patria y amenazaron con suspenderlos, a lo que Cepeda respondió y expuso el malestar que existe dentro de los peloteros por la extrema seguridad y el acoso a que son sometidos por parte de los propios agentes de vigilancia cubanos.

Según la misma fuente, la situación escaló hasta llegar a la agresión física entre los jugadores y los dirigentes.

Por otra parte, también hubo reclamos por el mal manejo de la alineación por parte de Martín a lo largo del torneo.

Cepeda y Lazo han sido de los peloteros más confiables en esta década y en ocasiones salían a dar las declaraciones a los periodistas extranjeros, esto como clara señal de la confiabilidad que ambos tienen entre los dirigentes cubanos.

En el caso de Lazo se entiende que quede afuera del equipo Cuba, pues el derecho está acabado deportivamente hablando, pero dejar fuera a Cepeda, quien es uno de los mejores bateadores de ese equipo, es algo bastante grave para las esperanzas cubanas en el torneo que comienza en Taichung, Taipei de China, el próximo sábado 23 de Octubre.

Parece que los peloteros antillanos se cansaron del acoso que genera la propia seguridad cubana en este tipo de eventos y el malestar entre ellos es grande.

Nada de esto es nuevo pues la seguridad del estado cubana siempre ha actuado igual de represiva para evitar que sus peloteros escapen. Parece que la gota llenó el vaso en esta oportunidad y destapó la caja de Pandora.

Y como ha pasado antes, el sistema opresivo cubano no cree en nadie cuando se trata de tomar medidas en contra de sus peloteros insignias, ni siquiera con los que han decidido quedarse en la isla y representarlos en eventos internacionales.

  Comentarios