Béisbol

Con toda la madera de MVP

EL VENEZOLANO Miguel Cabrera conecta un doble en partido de preteporada entre los Tigres y los Azulejos.
EL VENEZOLANO Miguel Cabrera conecta un doble en partido de preteporada entre los Tigres y los Azulejos. Getty Images

Lo malo del escándalo de la detención de Miguel Cabrera fue que eclipsó la discusión sobre si será en la temporada del 2011 el primer Jugador Más Valioso nacido en Venezuela.

Si lo duda, háganle la pregunta a su amigo y compañero en los Tigres de Detroit Magglio Ordóñez o revisen sus números del año pasado, en el que terminó como el segundo más votado al premio de la Liga Americana detrás de Josh Hamilton.

En el camerino de los Tigres, Cabrera se hizo el indiferente cuando se le preguntó sobre lo cerca que estuvo de ganar el premio y esgrimió el argumento de que antepone los logros del equipo a las hazañas individuales.

Ordóñez, quien es amigo y compañero de equipo de Cabrera desde hace tres años, destacó que su compatriota es joven y pronosticó que va camino hacia esa hazaña.

"Sé que en un futuro él lo va a ganar; tiene el talento'', manifestó el jardinero de Detroit y quien ha realizado un entrenamiento especial junto con Cabrera en los últimos dos recesos invernales.

Cabrera, de 27 años, viene de su mejor campaña donde bateó para promedio de .328, con 38 cuadrangulares, 126 impulsadas, y un OPS (slugging y embasado) de 1.042. En producidas fue el líder en la liga y en OPS el segundo.

En vez de hablar esta pretemporada sobre su prodigiosa producción, el artillero venezolano giró la atención hacia otra dirección cuando se vio envuelto en un incidente a mediados de febrero al ser detenido por conducir en estado de ebriedad.

Fue detenido por conducir ebrio y no acatar las indicaciones del agente de policía, ambos delitos menores. Deberá comparecer ante el tribunal el próximo 16 de marzo.

Cabrera se presentó al campo de entrenamiento de Detroit a la semana siguiente y ofreció disculpas prometiendo trabajar para rescatar su reputación tras el incidente provocado por el consumo de bebidas alcohólicas.

El venezolano aseguró que se sintió bienvenido cuando se reencontró con sus compañeros y agradeció el gesto.

Cabrera ya vio acción en varios partidos de la pretemporada y ha sonado algunos buenos batazos.

Se le nota tranquilo y hasta accede a hablar con la prensa, aunque ya no menciona el alcohol.

Enfatiza que por su cabeza sólo pasa en este momento el tener otra espectacular temporada para ayudar a que los Tigres vayan a los playoffs.

"Si clasificamos este año será un gran paso'', planteó. "En eso es en lo que estamos enfocados este año''.

¿Pero el premio al JMV estuvo muy cerca?

"Es parte del juego. Hay muchos peloteros que han quedado cerca... pero nosotros no estamos aquí para premios personales. Estamos aquí para ganar partidos'', expresó.

"Pienso que ese premio se daría cuando tú vayas llevando al equipo a los playoffs'', añadió Cabrera, quien reiteró que Hamilton se mereció el galardón.

"Lo importante será mantenerse saludable, pues tenemos buen lineup, buen pitcheo y un equipo balanceado'', estimó.

Cabrera es el cuarto bate de una alineación a la que se suma la pólvora de sus compatriotas Ordóñez, el recién llegado Víctor Martínez y Carlos Guillén.

  Comentarios