Béisbol

Piensa en el equipo y no en récords

MARIANO RIVERA sonríe durante una sesión de entrenamiento con el uniforme de los Yankees de Nueva York, en el estadio George Steinbrenner, en Tampa. El cerrador panameño espera tener una buena temporada en el 2011.
MARIANO RIVERA sonríe durante una sesión de entrenamiento con el uniforme de los Yankees de Nueva York, en el estadio George Steinbrenner, en Tampa. El cerrador panameño espera tener una buena temporada en el 2011. Associated Press

El retiro a comienzos de año de Trevor Hoffman le dejó el camino despejado a Mariano Rivera para alcanzar el récord histórico en salvamentos, pero el panameño asegura que eso no pasa por su cabeza.

El estelar taponero, quien firmó en diciembre un contrato por $30 millones que lo liga a Nueva York hasta el 2012, reitera que es un jugador que piensa primero en el equipo y que lo demás llega por añadidura.

"Yo nunca he sido pelotero de estar buscando marcas'', señaló en el campo de pretemporada de los Yankees.

"Eso no me va a hacer mejor o peor'', subrayó.

Hoffman, de 43 años, anunció en enero su retiro tras 18 temporadas en Grandes Ligas y como dueño del récord de todos los tiempos en salvamentos con 601.

Esa decisión generó inmediatamente la discusión sobre si Rivera, que escolta a Hoffman en esa lista con 559 rescates, emprenderá la caza de ese registro en las dos nuevas temporadas que tendrá con el equipo de toda su vida. El panameño, de 41 años, viene de una campaña en que salvó 33 juegos y tuvo marca de 3-3 con efectividad de 1.80. Un año antes había salvado 44.

A medida que el panameño se acerque al récord de Hoffman se armará toda una expectativa en torno al que se considera el mejor cerrador de todos los tiempos.

"El debate se los dejo a ustedes los periodistas'', dijo. "Yo tengo que ir a hacer mi trabajo''.

Esta vez Rivera podría tener la ayuda de un relevo que luce sólido con la adición del dominicano Rafael Soriano, líder en salvamentos en la Liga Americana la temporada pasada con 45, y el zurdo boricua Pedro Feliciano.

Soriano, quien llegó de los Rays de Tampa, será el preparador de Rivera en el octavo inning, mientras que Feliciano, un ex relevo de los Mets de Nueva York que terminó con marca de 3-6 y 3.31 en 62.2 innings el año pasado, es un especialista zurdo.

Rivera señala que este año el bullpen se ha fortalecido, aunque no está de acuerdo que se diga que va a intimidar a los adversarios ante la perspectiva de encarar un grupo de semejantes relevistas.

Si es por Soriano, el derecho asegura que buscará dejarle siempre la ruta despejada.

Rivera "es tremenda persona'', comentó el dominicano. "Me siento bien al lado de una persona como él y trataré de cumplir mi trabajo de prepararle el terreno''.

Rivera, Feliciano y Soriano son vecinos en el clubhouse y suelen conversar sobre la evolución del trabajo en el bullpen.

Rivera no le presta importancia a los movimientos que han realizado los adversarios de división, como los Medias Rojas que añadieron más pólvora a su alineación con la firma de Carl Crawford y Adrián González.

"Hay que trabajar, enfocarnos en lo que tenemos que hacer nosotros'', consideró Rivera, líder en salvamentos en postemporada con 42 y con 11 presencias en el Juego de Estrellas.

El derecho es el que más juegos salvados consiguió en los últimos diez años con 394. Hoffman le siguió con 330.

  Comentarios