Béisbol

La vida le sonríe a López

Hace ocho años, el nicaragüense Wilton López decidió agarrar sus maletas y abandonar los entrenamientos con los Yankees de Nueva York, al sentirse engañado por la persona que lo contrató.

López regresó a su país y sufrió una suspensión de cuatro años por irse sin el permiso de su franquicia.

Pero en el 2007, tras cumplir el castigo que le impuso Grandes Ligas, recibió otra oportunidad por parte de los Padres de San Diego, aunque no tuvo fortuna en ese club, que terminó colocándolo en la lista de transferibles.

Allí lo agarraron los Astros de Houston para comenzar a cambiarle su destino favorablemente.

El derecho centroamericano, de 27 años, fue una de las grandes noticias de los Astros el año pasado tras el buen desempeño que tuvo en su trabajo de relevista después de haber subido en el 2009.

López (5-4, 2.96 en 68 apariciones) no permitió muchas amenazas y eso se nota con su 1.06 de WHIP, la estadística que mide el promedio de corredores que se le embasan por inning.

Sus compañeros consideran que es una máquina de lanzar strikes y lo elogian por su actitud de acero en la loma.

El nicaragüense, que tiene contrato por un año, se perfila en el 2011 como el preparador del nuevo taponero Brandon Lyon, aunque asegura que no sabe cuál será su papel en la nueva temporada.

  Comentarios