Béisbol

Lanzador que ayudó a Villa Clara al título es declarado agente libre para firmar por millones

MISAEL SIVERIO.
MISAEL SIVERIO.

Mientras sus antiguos compañeros de Villa Clara sueñan con ganar el título de campeones de la Serie del Caribe en Venezuela, Misael Siverio se imagina con otra especie de premio: un contrato de Grandes Ligas en Estados Unidos.

El lanzador, que ayudó al conjunto del centro de la isla a alzar el trofeo de reyes de la pelota cubana, recibió este martes la documentación que lo acredita como agente libre pleno para negociar con algunas de las franquicias de las Mayores que ya le han visto actuar durante su incursión por la Liga Profesional del Pacífico en México.

“Ya comenzamos el proceso de negociación y todos los equipos saben que Misael está en capacidad de firmar un acuerdo’’, expresó su agente, el abogado Jaime Torres. “Muchos lo han visto, pero hemos identificado a ocho clubes con un interés marcado en él’’.

A pocas horas de llegar a territorio estadounidense en julio del año pasado, Siverio no perdió tiempo y decidió abandonar una selección cubana que efectuó un tope de cinco partidos con una escuadra universitaria de este país.

El zurdo de Villa Clara aprovechó un momento de relajamiento de la seguridad que rodea a los antillanos en Des Moines, Iowa, y ayudado por amigos se marchó del hotel donde estaba concentrado el grupo de peloteros.

“Dejar atrás lo de uno no es fácil, pero esta es una decisión que la pensé mucho y la tomé por mi futuro y por mi familia’’, expresó en aquel momento Siverio, de 5.9 pies de estatura y 1.92 libras de peso. "Mi sueño, por supuesto, es llegar a las Grandes Ligas’’.

Ese sueño cada vez está más cerca para Siverio, quien a pesar de ser uno de los lanzadores peor respaldados a la ofensiva -con seis temporadas en las contiendas cubanas-, sobresalió entre los principales serpentineros de la pasada Serie Nacional al ubicarse tercero entre los de mejor efectividad con excelente promedio de carreras limpias de 1.90.

El zurdo, de 25 años, terminó con balance de nueve victorias y siete derrotas en la temporada regular, en la cual los bateadores rivales le conectaron para promedio ofensivo de .245, además de ponchar a 81 contrincantes.

Conquistó la victoria en el segundo desafío de la discusión del título ante Matanzas, en partido durante el cual toleró apenas una limpia y cinco indiscutibles, además de propinar siete ponches en igual número de entradas. También abrió el quinto y decisivo encuentro donde su equipo se coronó y se fue sin decisión.

“Más allá de la evidente calidad de Misael, el hecho de ser zurdo le favorece muchísimo’’, agregó Torres, un agente especializado en peloteros cubanos. “Posee una curva letal y en México ha trabajado en ampliar su repertorio. Ahora es un pitcher más hecho’’.

En México se ha mantenido entrenando junto a Odrisamer Despaigne, otro lanzador cubano que la semana pasada también fue declarado agente libre.

  Comentarios