Béisbol

Promesa de la pelota cubana muy cerca de poder negociar con Grandes Ligas

ARIEL MIRANDA era uno de los mejores lanzadores de la pelota cubana con el equipo de Mayabeque.
ARIEL MIRANDA era uno de los mejores lanzadores de la pelota cubana con el equipo de Mayabeque.

Ariel Miranda, uno de los lanzadores zurdos de mayor proyección en la pelota cubana, acaba de establecer residencia en Haití y se encuentra a días de recibir los documentos que lo acreditan como agente libre.

Representado por la agencia Praver-Shapiro, que se especializa en jugadores de la mayor de las Antillas, Miranda ha despertado interés entre los evaluadores de talento por su capacidades físicas –más de seis pies de estatura y 76 kilogramos de peso- y su repertorio.

“Es un zurdo muy espigado que ha mejorado mucho su velocidad y la combinación de lanzamientos desde que escapó de Cuba’’, expresó una fuente muy cercana al pelotero. “En la isla no jugaba con uno de los grandes equipos, pero así todo logró muy buenos números’’.

Miranda no tendrá problema alguno en obtener la agencia libre sin restricciones pues posee nueve temporadas de experiencia en Series Nacionales y 25 años de edad, por lo cual escapa a las directivas para jugadores cubanos.

Para acceder a la agencia libre completa un pelotero antillano debe sumar más de tres campañas en el circuito doméstico y una edad superior a los 23 años, evitando de este modo ser parte del dinero restringido que destinan los clubes de las Mayores a los prospectos internacionales.

El zurdo debutó con el extinto equipo Habana como relevista y luego pasó al Mayabeque en función de abridor, terminando su carrera con foja de 22-25 y 3.78 de efectividad, aunque en su mejor Serie, la 53, finalizó con 2.77 de promedio de carreras limpias y 73 ponches.

Se le tenía entre los nombres para integrar la preselección del conjunto que viajó a Estados Unidos en julio pasado para chocar contra una escuadra universitaria en Des Moines, Iowa, pero fue dejado fuera por lo que el comisionado Higinio Vélez calificó de “indisciplina fuerte’’.

“Ariel ha pasado por las mismas vicisitudes de tantos otros peloteros de su país’’, afirmó la fuente. “Fue capturado en un intento de salida ilegal y tuvo que volver a intentarlo hasta que logró escapar. Nadie quiere que sea así, pero no hay otro modo’’.

Aunque su residencia es haitiana, Miranda –que comenzó a jugar al béisbol como inicialista- se mantiene entrenando en República Dominicana en espera de poder negociar con las franquicias de Grandes Ligas.

  Comentarios