Béisbol

El caso de los Gourriel salpica a alto funcionario de Haití

YULIESKI GOURRIEL en la Serie del Caribe del 2014 en Isla Margarita, Venezuela.
YULIESKI GOURRIEL en la Serie del Caribe del 2014 en Isla Margarita, Venezuela. EFE

Si los hermanos Gourriel piensan que están fuera de peligro al punto de sentirse en libertad de entrenar, más les valdría tomar alguna que otra medida de precaución, pues la búsqueda de los peloteros cubanos para devolverlos a la isla sigue viva.

De acuerdo con el semanario Haití Observateur, con sede en Nueva York y especializado en temas de esa nación, "los servicios secretos cubanos han movilizados sus recursos para localizar a los hermanos Gourriel, Yulieski de 31 años, y Lourdes de 22. Se considera que están en Haití''.

Y en medio de todo esto, continúa la investigación que desarrollan las fuerzas armadas de la República Dominicana para determinar el posible vínculo de algunos de sus miembros -detenidos en estos momentos- con la fuga de los Gourriel, que ahora pudiera alcanzar a una figura importante del gobierno haitiano.

"Se trata de Claude Raymond Jr., director del servicio de inmigración de Haití, quien junto a su hermano y durante muchos años se ha dedicado a la venta de visas, no solo a peloteros cubanos'', apuntó el periodista Léo Joseph, autor de un artículo publicado este miércoles en Haití Observateur que apunta directamente a estos individuos y ese departamento burocrático del país. "Tengo muy buenas fuentes que pueden corroborar esto''.

Desde hacía rato el nombre de los hermanos Raymond, hijos de un temido general de la era de los dictadores Duvalier, se venía susurrando en los corrillos secretos del mercado de cubanos en el Caribe, pero es ahora que varias voces comienzan a elevarse.

Uno de los periodistas más respetados de la República Dominicana, Alvaro Arvelo hijo, en su popular programa de radio El Gobierno de la Mañana, hizo este miércoles una alusión directa al funcionario de la nación vecina en relación con el caso de los hermanos Gourriel, quienes escaparon el lunes 8 de febrero de una delegación que asistía a la Serie del Caribe.

"¿Quieren investigar algo, pónganse en contacto con el señor Claude Raymond Jr, director del servicio de inmigración de Haití?'', expresó el periodista. "Averigüen a qué se dedica él y su hermano Patrick. Averígüenlo e informen…A qué se dedican, si es que hay inmigración en esa selva, ese estado fallido''.

Según una fuente cercana al mercado del béisbol en República Dominicana, son decenas los peloteros cubanos que han pasado por las manos de los hermanos Raymond para lograr la residencia, documento imprescindible a la hora de ser elegibles para la agencia libre y pactar con los equipos de Grandes Ligas.

Los peloteros cubanos suelen pasar entre dos y cinco meses en diferentes casas de Haití mientras sus papeles se tramitan, lo que puede acelerarse en base a la calidad del pelotero y la suma que se pague.

"Ninguna se baja de $10,000 y pueden llegar a costar hasta $60,000'', apuntó la fuente que ha seguido de cerca el caso de los Gourriel. "Se ha sabido, por una demanda en Miami, que la de Jorge Soler costó unos $40,000. Que la de Rusney Castillo costó algo más. No sé si en inmigración de Haití quedará constancia de la emisión de esos documentos, pero las Mayores los tomaron como buenos. Hasta ahora no han rechazado ninguna, porque son oficiales''.

Para Joseph no se trata solo del tráfico de visas, sino de todo el entramado que se mueve alrededor de los peloteros cubanos que involucra la renta de habitaciones, vehículos y de campos deportivos.

Es en una de estas casas donde supuestamente se encuentran los Gourriel, quienes revelaron a MLB.com que se encontraban sanos y salvos, y entrenando para cumplir su sueño de llegar a las Mayores.

"Todo eso lo pagan personas de Estados Unidos'', recalcó el redactor de Haití Observateur. "Luego todo eso se deduce de los futuros contratos de esos muchachos y no creo que les cobren barato por esos servicios, porque hay cierto riesgo. De hecho, estoy convencido de que siguen buscando a los Gourriel. Que tengan mucho cuidado. Esto no pasaba antes, pero con Cuba presionando, todo es posible''.

¿Hasta que punto esa presión puede determinar el futuro de los Gourriel y el de un funcionario como Raymond Jr.? Eso todavía estaría por verse, pero muchos consideran que con el correr de los días el negocio de los cubanos seguirá el curso del pasado.

"Que averigüen las relaciones de esos hermanos en Independencia, Pedernales, Dajabón, Mao, Monte Cristi, Santiago y Puerto Plata, y qué se mueve allí a todos los niveles, pero no solo de esos peloteros sino de ciudadanos de otros países'', pidió Arvelo Hijo en su programa de radio. "Eso no se va averiguar, porque eso no conviene''.

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios