Béisbol

Stanton levanta los ánimos de la ofensiva de Miami para hundir a los Filis

Hechevarria y Stanton lucen en victoria de los Marlins

Tom Koehler lanzó pelota de tres hits a lo largo de seis innings y los Marlins de Miami blanquearon el martes 5-0 a los Filis de Filadelfia.
Up Next
Tom Koehler lanzó pelota de tres hits a lo largo de seis innings y los Marlins de Miami blanquearon el martes 5-0 a los Filis de Filadelfia.

Giancarlo Stanton pasará a la historia del béisbol por el tamaño de sus jonrones, pero como nunca antes los Marlins agradecieron un simple sencillo del bateador más poderoso del momento en las Grandes Ligas.

Sin muchas pretensiones y en plena zona de segunda base, la conexión de Stanton revistió una importancia fundamental el martes en la noche al convertirse en el principio de una explosión de fuerza que hizo posible un triunfo 5-0 frente a Filadelfia.

Nada más pasó a la grama entre los jardines central y derecho en la sexta entrada, los 23,503 aficionados presentes en el parque apludieron a rabiar, mientras el dugout de los peces se vaciaba en señal inequívoca de alegría.

Pero la alegría se convirtió en euforia dos capítulos más tarde, cuando el slugger de Miami disparó un doble que remolcó una más y aseguró que su equipo se mantenga en zona de comodines dentro de la Liga Nacional.

“El primer hit fue una especie de alivio, pero el doble era como una confirmación de que el juego iría de nuestra parte’’, expresó el manager Don Mattingly. “Y en cuanto a Koehler, nos dio lo que necesitábamos. Muy buena actuación”.

De no haber ocurrido esta demostración de Stanton, los Marlins estarían ahora lamentando el haber desaprovechado una -sino la mejor- de las grandes actuaciones de Tom Koehler en su carrera, como anteriormente lo hicieron con Jose Ureña y Jarred Cosart.

Hacía rato que Koehler no se mostraba tan seguro de sí mismo, tan dueño del montículo y de sus lanzamientos, al punto que los Filis solo pudieron pegarle tres imparables en seis entradas de faena, con cinco ponches y un solo boleto.

“El plan era hacerlos fallar desde bien temprano en el conteo’’, apuntó Koehler, quien venció a Filadelfia por segunda apertura seguida. “Tenemos ahora que buscar la victoria este miércoles para enfrentar mejor la serie contra San Luis”.


Jerad Eickhoff estuvo igualmente de efectivo, al menos durante cinco entradas que extendieron a 24 el número de episodios en que los peces no pudieron anotar una sola carrera en medio de un letargo que aún ronda como un fantasma en la ofensiva local.

Las impulsadas de Stanton fueron vital para el triunfo de este martes y tal vez inspiraron a un Adeiny Hechavarría que trajo dos más para el plato en la misma octava con otro indiscutible, mientras Miguel Rojas proveía la quinta.

No cabe duda de que la victoria levanta en parte la nube de desconfianza, al igual que el hit número 2,997 de Ichiro Suzuki, ahora a solo tres de la respetada marca que suele abrir la puerta de Cooperstown en primera boleta.

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro

MARCADOR FINAL:

Miami 5, Filadelfia 0

MOMENTO CLAVE:

En la sexta, cuando un sencillo de Giancarlo Stanton rompe un empate a cero carrera y le da el triunfo a Koehler y los Marlins.

LA FIGURA:

Giancarlo Stanton que remolca dos carreras con un sencillo y un doble que parecen haber sacado a Miami del abismo ofensivo.

DECISIÓN:

Gana: Koehler (8-8). Pierde: Eickhoff (6-12)

MARCAS:

Miami (54-46), Filadelfia (46-56)

EN CIFRAS:

Antes de la carrera de Stanton, los peces sumaron 24 episodios sin pisar la goma y malgastaron dos buenas salidas de Jose Ureña y Jarred Cosart. Como nota aparte, Ichiro Suzuki llega a 2,997 imparables para colocarse a tres de los 3,000.

  Comentarios