Boxeo

“Muy pocos tienen el poder que yo ofrezco en el boxeo actual’’, afirma campeón cubano

YUNIER DORTICOS al doblegar a Youri Kalenga el 20 de mayo en la capital de Francia.
YUNIER DORTICOS al doblegar a Youri Kalenga el 20 de mayo en la capital de Francia. Icon Sport via Getty Images

Ninguna entrevista con Yunier Dorticós puede empezar sin los saludos de siempre: a su padre Eugenio, a sus dos hijas Nicole Andrea y Jazmin, y su esposa Génesis. Esa es su única demanda para hablar con el periodista. "Porque sin ella'', afirma de su familia, "no estaría donde estoy''.

Y el Doctor del Nocaut se encuentra en un sitio muy relevante, el mejor de su carrera profesional, muy cerca de ir por un título que podría definir su vida. Si todo sale como lo tiene previsto su equipo de trabajo, en Febrero chocaría contra Beibut Shumenov para establecer el rango del peso crucero entre los campeones de la AMB.

Su combate contra Youri Kalenga en París todavía es tema de conversación y muchos esperan la próxima cita -su compañía Caribe Promotions ganó el derecho de organizar la pelea- para ver en acción a este púgil quirúrgico y letal que junto a su entrenador Eric Castaños cierra un 2016 por todo lo alto y pretende iniciar el 2017 con otro golpe de autoridad.

¿Cómo valoras en lo personal lo sucedido este 2016 que se va?

"Logro parte de mis objetivos. Cierro esta temporada con una gran pelea y un título importante. Creo que mi nombre ha sonado en esta año como nunca antes y mucha gente que no sabían de mí, ahora quieren saber más, verme más en el ring''.

La pelea contra Kalenga fue tu sello de presentación.

"Aquellos que han seguido mi carrera están conscientes de mi pegada, pero quienes no me conocían veían a Kalenga como el ganador. El talento no puede ocultarse. Muy pocos tienen el poder que yo ofrezco en el boxeo actual. Muy pocos''.

Y ahora se asoma para febrero el choque contra Shumenov.

"No le quito el mérito a ningún boxeador, pero esta guerra tenía que haberse dado hace rato ya. Pero puedes ponerlo en el periódico ya o decirlo en la radio. Esa va a ser una victoria con las puertas abiertas. Cuando Shumenov sienta la fuerza de mis manos, ahí se acaba todo''.

Quieren traer la pelea a Miami.

"Eso es lo que mi equipo está tratando. Sería algo grandioso. Lara pelea el 13 de enero en Hialeah y a mi me gustaría subir a un ring de esta ciudad en febrero. Miami se lo merece y yo me lo merezco, pero si tengo que ir al fin del mundo para convertirme en el mejor crucero, que me vayan sacando pasaje ya''.

¿Cuánto ha cambiado tu vida en este 2016?

"Ha cambiado para bien en todo. Me siento feliz como hacía mucho tiempo no lo experimentaba. Estoy en el mejor momento en lo profesional y muy balanceado en el tema familiar y espiritual, con mi esposa y mis dos hijas que adoro''.

Otras ocasiones te vi algo desorientado, ahora realmente estás en calma.

"Pero es una calma engañosa para los rivales, porque esa paz de la que hablas es alimentada por una mente de guerrero, de no sentirme nunca derrotado, ni en los peores momentos. Eso fue fundamental para vencer a Kalenga''.

Una vez incluso me hablaste de dejar el boxeo.

"Qué boxeador no ha tenido pensamientos así alguna vez. Este es un deporte complejo, y yo he sido un hombre complejo, pero puedo decirte que ahora siento la pasión por el boxeo como nunca antes. Todos los problemas que enfrenté en el pasado me ayudaron a llegar a este presente''.

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro

  Comentarios