Boxeo

Convincente triunfo de púgil cubano abre los ojos de muchos en noche de gigantes

ROBERT ALFONSO (izq. en las dos) junto al titular pesado del CMB Deontay Wilder.
ROBERT ALFONSO (izq. en las dos) junto al titular pesado del CMB Deontay Wilder.

Robert Alfonso (11-0, 4 KO) continuó su buen paso por Alabama al vencer por nocaut técnico en el primer asalto a Keith Thompson (8-5), como respaldo de la cartelera del sábado donde el campeón pesado Deontay Wilder defendió con éxito su título del Consejo Mundial (CMB).

En su tercera aparición en ese estado sureño, el gigante cubano resultó muy superior al peleador local al derribarlo tres veces con fuertes combinaciones, obligando al árbitro a detener las acciones y concederle el éxito al habanero en un programa donde actuaron varios hombres de la división máxima.


Igualmente, la pelea dejó un buen sabor añadido para Alfonso, quien no ganaba por la vía del cloroformo desde cuatro combates atrás y ahora puede mirar al futuro en una mejor posición de confianza.

"En el 2016 subí al cuadrilátero en cuatro oportunidades y para esta nueva temporada quiero hacerlo cuatro o cinco veces'', comentó Alfonso, quien reside en Dallas. "No he perdido mi ilusión por coronarme en la división pesada y creo que voy por buen camino''.

Tras participar en varios sparrings y entrenamientos con Wilder -quien superó por nocaut en el quinto round a Gerald Washington-, Alfonso llamó la atención del manager del campeón, Jay Deas, quien lo invitó a formar parte de su equipo y lo firmó para desarrollar su carrera.


La carrera amateur de Alfonso tuvo grandes momentos como cuando ganó varios títulos nacionales, una corona panamericana en Brasil 2007, un oro en la Copa Mundial de Rusia 2008 y un cupo a los Juegos Olímpicos de Beijing ese mismo año.

Pero no estaba a gusto y por eso decidió venir a Miami a probar suerte como tantos de sus compatriotas, hasta que el amor lo desvió hacia Texas, donde vive junto a su novia Emily desde hace un buen tiempo.

"Quiero pelear cuantas veces sea posible, ir subiendo en intensidad y calidad de los oponentes, lograr una buena oportunidad'', apuntó Alfonso, de 30 años. "He aprendido a no desesperarme y dejar que las cosas lleguen a mí. Todo pasará cuando deban pasar. Todo llegará en su momento''.


▪ Alfonso no fue el único cubano que salió airoso el sábado, pues dos miembros del King Kong Boxing Team, Irosvani Duvergel y Ramón Luis Nicolás, vencieron en sus respectivos combates celebrados en Minnesota.

En su segunda pelea como profesional, el súper mediano Duvergel (2-0, 2 KO) superó por nocaut a Fred Thomas (1-15), mientras que Nicolás (10-2, 6 KO) le ganó por decisión unánime en las 175 libras a Darnell Boone (23-24, 12 KO).

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro y escúchelo en Voces del Deporte de lunes a viernes, de 9 a 12 AM por la 990 ESPN Deportes

  Comentarios