Boxeo

Ahijado cubano de Erislandy Lara en el ring debuta el 22 de febrero en Dallas

El Pequeño Gigante del boxeo cubano espera debutar el 22 de febrero en Dallas. Joahnys Argilagos lleva meses entrenando en Houston y se siente listo para entrar por primera vez a un cuadrilátero profesional.

Si todo sale bien, el doble campeón mundial amateur regresaría a la acción en una velada que se programa para marzo en Miami, de modo que este 2019 será muy importante para el despegue de su carrera.

A pesar de que todos los inicios son complicados, a Argilados no le ha faltado la mano tendida de otros veteranos de su tierra como Erislandy Lara y Guillermo Rigondeaux. No es igual caminar solo que hacerlo bien acompañado.

¿Cómo han sido estos meses en Houston?

“Muy buenos. En Houson me he mantenido enfocado en los entrenamientos, estoy todos los días en el gimnasio. Sé que este proceso continúa, pero me voy adaptando bien. Houston es muy tranquilo. Estoy en lo mío y con los míos’’.

Háblame de tu relación con Erislandy Lara

“Mi relación con él es muy cercana. Estoy muy agradecido por lo que ha hecho por mí. Ese es un acto que voy a tener presente y lo voy a a agradecer siempre. Visito su casa, jugamos dominó. Le digo que es mi padrino y su esposa es mi madrina’’.

¿Qué consejos te ofrece?

“Siempre me dice que mantenga la discilpina, el entrenamiento, que no me distraiga en cosas menores ni que le preste oído a pensamientos negativos ni a frases duras contra uno. Hay que mirar adelante por encima de todo. Uno tiene que ser fiel con uno mismo’’.

Sé que también conversaste mucho con Guillermo Rigondeaux?

“Si, cuando estuvo aquí compartimos dos o tres semanas. Sostuvimos una buena relación, conversamos mucho. Él me contaba historias de cuando llegó, de los errores que cometió. Para mí significó mucho que él quisiera compartir eso conmigo. Quiere que yo no cometa los errores de él’’.


¿Te ha sorprendido algo de los métodos de entrenamiento?

“Ha sido algo natural, mi entrenador actual es el cubano Salvador Castillo León. Él me está ayudando a meterme por completo en el boxeo profesional, lo importante es que me siento muy bien con él. Nos entendemos y esperarmos crecer juntos’’.

¿Qué quisieras demostrar ese 22 de febrero?

“Que hay un nuevo guerrero de Cuba listo para iniciar su camino como profesional, que tengo el talento y la pasión necesarias para llegar lejos. Y que estoy listo para representar a mi tierra y a mi gente de las maneras más serias y verdaderas posibles’’.


¿Qué les dirías a los fanáticos?

“Decirles que me apoyen, que sigan mi carrera, que me estoy preparando con todo para ese debut. Que voy a dar lo mejor de mí y no me detendré hasta ganar varios títulos, primero en las 115 libras y luego hasta que Dios quiera. Que la nueva generación del boxeo cubano está lista’’.

¿Qué dice tu familia en Cuba?

“Todo el mundo esperando el debut. Es una mezcla de alegría con expectativas’’.

  Comentarios