Boxeo

Luis Ortiz: "Jennings nunca ha sentido el poder de una pegada como la mía"

LUIS ORTIZ durante un entrenamiento el 9 de Diciembre de 2015.
LUIS ORTIZ durante un entrenamiento el 9 de Diciembre de 2015. hgabino@elnuevoherald.com

Luis Ortiz confiesa haber visto varias veces la pelea de Bryant Jennings contra Wladimir Klitschko y las dos únicas palabra que le vienen a la mente para describirla son aburrimiento y tortura.

Ni el que fuera campeón del mundo hasta hace un par de semanas, ni su rival de este sábado en Verona, Nueva York, le despiertan el mínimo sentimiento de temor o sospecha de que puedan arrebatarle su título interino del peso pesado.

"¿Cómo se pueden soportar 12 asaltos con tan poca acción?'', se preguntó Ortiz. "Jennings estuvo frente a un Klitschko apagado, disminuido, y no le conectó un golpe para recordar. No sé qué pensará de mí, pero yo sí pienso que lo voy a destruir en los primeros asaltos o la largo de la pelea''.

Mientras Ortiz está jugando la carta de su pegada y su figura imponente, Jennings no ha perdido oportunidad para recordarle al cubano, a la prensa y a los aficionados que fue suspendido por dopaje.

¿Quién sabe cuánto habría avanzado la carrera de Ortiz de no haber sido por el incidente de suspensión al que aludía Jennings?

Aunque el cubano y su equipo mantienen una postura firme sobre su inocencia, Ortiz dio positivo a una sustancia prohibida (nandrolona) tras haber vencido por nocaut en octubre del 2014 a Lateef Kayode en Las Vegas y eso le costó en ese momento un título interino y la posibilidad de ir a un choque eliminatorio para medirse con el campeón del mundo.

Jennings, al parecer, quiere seguir echando sal en una herida que parece haber sanado.

"Ortiz tiene una larga carrera amateur y yo una larga carrera profesional'', apuntó Jennings. "Pero eso no significa que ser exitosa en una sea lo mismo en la otra. Este tipo no ha enfrentado a un verdadero peleador aún. Ha usado esteroides. ¿Por qué lo hizo? Se tiene que creer a sí mismo que sabe lo que está haciendo. Lo tiene que probar este 19 de diciembre''.

Es de esperar que Jennings, quien no posee una fuerza descomunal, apele a lo que siempre suele hacer: lanzar volúmenes de golpes mayores que su oponente para arrebatarle la faja interina de la AMB que Ortiz conquistó el 17 de octubre por nocaut frente al argentino Matías Vidondo.

Pero si Ortiz (23-0, 20 KO) ha demolido a la mayoría de sus oponentes, ninguno de ellos posee el talento y la calidad de Jennings.

Ya en el pasado el campamento de Ortiz realizó esfuerzos para medirse con Jennings (19-1, 10 KO), pero nunca se pudo llegar a un acuerdo, hasta que HBO dejó caer todo su peso e influencia para llevar a buen término las negociaciones.

Otro factor importante para sentar a ambas partes fue el apoyo de Oscar de la Hoya, quien espera una buena actuación de Ortiz con el objetivo de promover un combate de título mundial ya sea contra el recién coronado Tyson Fury o el otro rey de la división, Deontay Wilder.

"La gente sabe que voy por el primer puesto en la división'', recalcó Ortiz. "No vine aquí desde Cuba para sentarme y no hacer nada. Vine por el título, por convertirme en campeón pesado del mundo. Estoy listo para detener a Jennings. Soy un guerrero con poder y lo voy a noquear. Jennings piensa que haberle aguantado 12 rounds a Klitschko es una medalla de honor. Deja que él sienta mi pegada''

Siga a Jorge Ebro en twitter: @jorgeebro

  Comentarios