Columnistas & Blogs

Venezuela tiene que perder para ganar más

JONATHAN DEL Valle se ha hecho notar en el campeonato mundial Sub-20 por su olfato de gol y podría brillar al más alto nivel en un futuro no muy lejano.
JONATHAN DEL Valle se ha hecho notar en el campeonato mundial Sub-20 por su olfato de gol y podría brillar al más alto nivel en un futuro no muy lejano. Associated Press

Los reyes no piensan en conquistas de poca monta. Sueñan con grandes triunfos. Y por ello España, candidato al título del Mundial Sub-20, sólo tiene un interés: ganar. "La consigna es siempre ganar. España quiere ser campeona del mundo'', dijo Fran Mérida, principal figura de la Furia Roja.

Y César Farías y los jóvenes de Venezuela no deberían interponerse en su camino.

Esta tarde se enfrentan ambas selecciones por el reinado del Grupo B, un honor que tiene ningún sentido pragmático para la Vinotinto.

Acá no valen títulos de mentira ni distinciones que al final no tienen ningún peso histórico, y que terminan tapiados en un baúl de anecdótas.

Venezuela tiene claramente más opciones como segundo del Grupo B, porque en el cruce en los octavos de final enfrentaría a una selección de menos cartel que si lo hace de líder.

De esta forma, la Vinotinto tendría la posibilidad , que antes de llegar a Egipto cualquiera hubiese calificado de impensable y remota, llegar hasta los cuartos de final.

Como escoltas del B, el cruce sería ante el segundo del Grupo F, en donde está un póker mediocre, con la excepción quizás de Honduras. Hungría, Emiratos Arabes Unidos y Sudáfrica terminan de armar la congregación en la que quizás menos talento se acumula por la tierra de los Faraones.

El líder del B pudiera ver al local Egipto, Italia, Camerún, Estados Unidos o Inglaterra, todos rivales que le pudieran complicar la vida a Venezuela, pero obviamente, no a España.

Farías está al tanto de ello. Todo el mundo lo sabe. ¿Quién no se da cuenta de la situación?

De hecho, el técnico así lo reconoció según señaló el diario El Nacional.

"Farías aceptó que quizás sería mejor terminar en el segundo lugar del Grupo B'', reportó Carlos Daniel Avilán, enviado especial de ese importante rotativo a El Cairo.

Pero el técnico añadió que quería "jugar el partido correctamente''. Una frase nebulosa que no dice nada y puede esconder mucho.

Que nadie se llame a engaños. Farías, por ética, está obligado a hacer esta aclaración, pero de ahí a pensar que saldrá a tratar de doblegar a España para forzar a sus muchachos, correr el riesgo de que le enseñen una tarjeta o que se lesione alguien, es una aberración.

De hecho Farías ya viajó a Suez, que es donde se jugaría el partido de octavos de final si concluye Venezuela de segundo, para revisar el estadio.

Venezuela ya cumplió y bastante. Está en octavos de final y eso de por sí ya es un mérito inconmensurable para estos jóvenes muchachos y para Farías. Pero, ¿por qué no ser más ambiciosos?

Por paradójico que suene es hora de dar un paso atrás para avanzar más, para alcanzar los cuartos de final.

La vinotinto no se convertirá en un gigante del fútbol en Egipto, pero este equipo está para logros importantes y para seguir insuflando el crecimiento del fútbol venezolano.

Y si lo hace, no será una conquista de poca monta.

  Comentarios