Jorge Ebro

Por el honor de la familia López

LOS ATLETAS de taewkondo del equipo de Estados Unidos Mark (der.) y Diana López celebran tras ganar plata y bronce en los 
Juegos Olímpicos de Pekín. Ambos deportistas esperan que la presea de oro llegue en las manos desu otro hermano Steven.
LOS ATLETAS de taewkondo del equipo de Estados Unidos Mark (der.) y Diana López celebran tras ganar plata y bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín. Ambos deportistas esperan que la presea de oro llegue en las manos desu otro hermano Steven. AFP / Getty Images

Ahora todo queda en manos de Steven.

Steven irá por el oro en tanto sus hermanos Mark y Diana ganan plata y bronce


Los hermanos Mark y Diana López vivieron una jornada agridulce en el torneo olímpico de taekwondo, pues si bien ambos terminaron con medallas en sus pechos, no fueron del color que ellos buscaban.

El menor de los López no pudo en la final de los 68 kilos frente al surcoreano Son Tae-jin y terminó con una plata, mientras que su hermana no pudo ir más alla de un metal bronceado.

"Steven le dará el oro a la familia'', afirmó Mark, quien estuvo a punto de subir a lo má alto del podio, pero no pudo evitar una patada decisiva de último minuto de su rival. ‘‘Por supuesto que vine buscando el premio máximo, pero tampoco estoy decepcionado por mi plata''.

Hijos de padres nicaragüenses, los López habían afirmado antes del comienzo de los Juegos que querían eer el primer trío de hermanos campeones en una Olimpiada.

Pero si se da por descontado que Steven también subirá al podio, el logro no deja de ser importante, porque ningún otro trío de hermanos ha conquistado tres preseas en la historia estas citas.

Antes que ellos, los hermanos Edward, Richard y William Tritschler compitieron en gimnasia en los Juegos deSan Luis 1904, pero nunca ganaron.

Son demostró una clara superioridad en la ejecución de las patadas y tomó una ventaja de dos puntos sobre Mark desde el inicio del combate, pero el californiano reaccionó en el segundo asalto y niveló el choque 1-1.

Ambos siguieron intercambiando golpes y en los finales el surcoreano marcó el punto que le dio el oro.

"Fue un combate muy cerrado y a nadie le gusta caer así de súbito'', manifestó Mark. ‘‘Los dos tiramos una patada y creo haberle conectado, pero el punto se lo dieron a él. Fue algo subjetivo. De todos modos mantengo la frente en alto''.

Poca antes de Mark se colgara la plata, su hermana Diana había derrotado 3-2 a la italiana Veronica Calabrese y obtuvo una de las medallas de bronce en los 57 kilos.

"Estoy muy emocionada con este resultado'', afirmó la fémina de los López. "Aunque una parte de mí hubiera querido ir a la final por el oro, igual estoy contenta''.

Steven, quien debuta hoy en la división de los 80 kilos, no se impresionó al conocer el nombre de su rival en el primer combate. Irá con el mismo hombre al que derrotó en la final de Atenas 2004, el turco Bahri Tanrikulu.

Cuatro veces campeón mundial y dos veces olímpico, Steven ha creado una aureola de invencibilidad -no ha perdido un combate desde el 2002- que no está dispuesto a perder en Pekín.

"Pero no pienso descuidarme'', afirmó Steven, quien aspira a convertirse en el primer atleta de taekwondo que gana el oro en tres olimpiadas. "En este deporte no hay enemigo pequeño''.

Es por eso, tal vez, que el hermano mayor y entrenador del equipo nacional, Jean, no cabía dentro de su ropa de la alegría, luego de los resultados de Mark y Diana.

"Para nada me siento decepcionado, porque éste es un torneo de altísimo nivel'', manifestó Jean. "Los dos menores ya hicieron su trabajo y ahora vamos por el oro. Confiamos en Steven con los ojos cerrados''.

En otros combates, el mexicano Idulio Islas y el cubano Gessler Viera cayeron, el primero por decisión arbitral ante el nigeriano Isah Mohammad, y el segundo 4-3 frente al turco Servet Tazegul.



Envíe sus cartas y comentarios a:

jebro@elnuevoherald.com



Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios