Jorge Ebro

Contreras sorprende a los Medias Blancas con su rápida recuperación

José Ariel Contreras.
José Ariel Contreras.

Listo para darle la bienvenida el jueves al novato Dayán Viciedo, el mánager de los Medias Blancas de Chicago, Ozzie Guillén se llevó una agradable sorpresa cuando vio a José Ariel Contreras entrenando como uno más.

Guillén reconoció que el lanzador cubano "la mayor sorpresa de los entrenamientos'', luego de que el espigado pinareño llegara 30 libras más delgado que al final de la temporada del 2008 y por buen camino a su regreso antes de tiempo de una lesión en el tendón de aquiles.

"Me dio mucha alegría ver a José corriendo y lanzando'', afirmó Guillén. "Me quito la gorra ante él y le doy mis respetos. Sacrificó mucho para venir aquí en una buena forma deportiva''.

El ex miembro de la selección antillana, de 37 años de edad, se recupera de un desgarrón en el tendón Aquiles que puso fin a su temporada el 9 de agosto y pudiera regresar a las Mayores en algún momento de la primera mitad del 2009.

En Chicago no esperaban que pudiera regresar hasta mediados de campaña. Esa era la opinión que prevalecía en el regreso de Contreras desde finales del 2008, cuando el pinareño se movía con cautela por el clubhouse.

Al parecer, la ética de trabajo de Contreras ha sido el motor de la recuperación acelerada y los ejecutivos de los Medias Blancas están más que complacidos.

"José Ariel es un verdadero profesional'', había declarado recientemente su agente, el abogado Jamie Torres. "No se trata sólo de ganar juegos, sino de cuidarse cuando existen lesiones y saber minimizar el impacto de este tipo de situaciones''.

Contreras, quien tiene marca de 65-50 en su carrera de Grandes Ligas, terminó con balance de 7-6 y efectividad de 4.54 en el 2008.

Su regreso, junto a la adición de Bartolo Colón, le da a los Medias Blancas dos veteranos de calibre que se suman a un grupo de jóvenes lanzadores que buscan consolidarse en las Mayores.

  Comentarios