Jorge Ebro

Misión casi imposible para Márquez

FLOYD MAYWEATHER Jr. (izq.) pesó dos libras más de las pactadas (144) para la pelea contra Juan Manuel Márquez (der.).
FLOYD MAYWEATHER Jr. (izq.) pesó dos libras más de las pactadas (144) para la pelea contra Juan Manuel Márquez (der.). GETTY IMAGES

El que diga lo contrario estaría mintiendo. Las casas de apuestas en todo el mundo inclinan la balanza de su lado, los expertos desgranan datos para demostrar su superioridad. Su trayectoria en el ring no ofrece manchas. Floyd Mayweather Jr. es el favorito de la razón.

Pero hay un intangible que deja una ventana abierta a la sorpresa, a la posibilidad de lo imposible. Juan Manuel Márquez podría cambiar el curso de una historia ya previamente escrita y que tiene como proncipales protagonistas, el próximo año, a Mayweather contra Manny Pacquiao.

¿O se trata acaso de una trampa de la emoción?

Después de todo, "Money'' Mayweather será el hombre más alto, el más rápido y el más fuerte con 146 libras por 142 de su oponente. El estadounidense es un consagrado del peso welter, mientras el púgil mexicano aún no ha ganado nada en esta división, a pesar de todo el orine que tome y todas las piedras que arroje en las montañas.

Es cierto que no es primera vez que el púgil que sube de peso derrota al establecido en la categoría. Ahí están los casos de Roy Jones Jr. moviéndose de ligero pesado a completo para vencer a John Ruiz, Shane Mosley pasó de ligero a welter y pasó por encima de Oscar de la Hoya. Y Manny Pacquiao subió idéntica cantidad de libras con el objetivo de propinarle una paliza también a De La Hoya.

Si algo hubo de común en estos tres caso fue la agilidad y las habilidades de los tres hombres que aumentaron de peso, lo que beneficia, a los ojos de todo, a un Mayweather capaz de tirar golpes a una proporción de tres a uno sobre el azteca.

Es cierto que el multicampeón estadounidense lleva 21 años sin subir a un ring y que Márquez tratará de conectarle a la zona de las costillas, donde sufrió una lesión reciente, pero esa ausencia del cuadrilátero no necesariamente tiene que ser una desventaja.

Otros grandes como Mohammad Alí, Sugar Ray Leonard, Joe Louis, Sugar Ray Robinson, Mike Tyson, George Foreman, entre otros, optaron por el retiro sólo para regresar de manera victoriosa meses más. Mayweather piensa que puede sumarse a esta lista sobre los escombros de Márquez.

Y a pesar de todo...no se puede borrar al mexicano de un plumazo. Mayweather no ha enfrentado nunca antes a un rival tan valiente y corajudo como Márquez. Todavía recuerdo las tres veces que Pacquiao lo llevó a la lona en el round inicial del primero de sus dos combates, y cómo se levantó para, en mi opinión, ganar una decisión que al final fue vista empate por los jueces.

Márquez golpeará menos, pero podría hacerlo mejor; tendrá menos velocidad, pero administraría sus energías de manera más inteligente; posee menos habilidades, pero su capacidad de resistencia permitiría ese extra que condimenta las grandes sorpresas en el deporte.

Quién sabe. Lo imposible pudiera suceder. O no...

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios