Football

Los Dolphins tienen un choque de narices duras contra los Jets

Andre Branch (50) y Cameron Wake (91), de los Dolphins, celebran luego de haber derribado al quarterback Matt Ryan (no aparece en la foto), de los Falcons, en el cuarto periodo en el Mercedes-Benz Stadium en Atlanta, Georgia, el domingo 15 de octubre del 2017.
Andre Branch (50) y Cameron Wake (91), de los Dolphins, celebran luego de haber derribado al quarterback Matt Ryan (no aparece en la foto), de los Falcons, en el cuarto periodo en el Mercedes-Benz Stadium en Atlanta, Georgia, el domingo 15 de octubre del 2017. ctrainor@miamiherald.com

Cameron Wake describió como “un choque de narices duras” el clásico divisional que los Dolphins disputarán contra los Jets de Nueva York, el domingo (1 p.m. TV: Fox. Radio: 1140 AM) en el Hard Rock Stadium.

“Tenemos que jugar fuerte el partido completo”, afirmó el defensive end y uno de los símbolos del equipo de Miami. “Los Jets tienen las narices duras, van a dar golpes en cualquier oportunidad que se les presente y uno debe estar en condiciones de responder cada vez”.


Los Dolphins (3-2) vienen de vencer 20-17 a los Falcons en Atlanta en extraordinaria remontada luego de terminar el primer tiempo 17 puntos abajo y silenciar en la segunda parte a una de las mejores ofensivas de la NFL.

Aquello marca una recuperación en el equipo de Adam Gase luego de haber sufrido dos derrotas consecutivas y con una pésima producción ofensiva. Una de esas dolorosas caídas fue contra los Jets, 20-6, en el MetLife Stadium, en East Rutherford, en Nueva Jersey. Esa vez, los Dolphins anotaron un touchdown en los instantes finales cuando el partido estaba decidido.


Dirigidos por el exentrenador de los Dolphins Todd Bowles, los Jets (3-3) siempre se le atraviesan a la escuadra de Miami y el domingo será más complicado aún porque el equipo de la Gran Manzana viene de perder y no habría nada mejor para enmendar rumbos que ganar el domingo.

“Nuestra mentalidad es golpear primero”, afirmó Wake. “Conociendo al coach Bowles y a los jugadores de los Jets, no tengo dudas que ellos saldrán con la misma mentalidad. Tengo la sensación que será un partido bastante divertido”.


Mientras, Gase busca resolver los problemas de algunos lesionados como el caso del center Mike Pouncey, quien cumple con el protocolo de la liga para los casos de conmoción cerebral. Todo indica que Jake Brendel será titular por primera vez en la NFL al reemplazar a Pouncey.

“Tengo confianza después de lo que vi la semana pasada cuando Brendel fue lanzado al fuego y respondió”, comentó Gase. “Él sabe la responsabilidad. Ha trabajado bien toda la semana para entender lo que pretendemos”.


También DeVante Parker se encuentra en duda por un problema en el tobillo. Lo más probable es que Gase reserve al wide receiver para el jueves, cuando los Dolphins viajen a Baltimore para enfrentar a los Ravens.

Parker no ha jugado los dos últimos partidos de los surfloridanos.

Siga a Luis Sánchez en Twitter: @luisfsanchez6

  Comentarios