Football

Los Dolphins se convierten en los animales de las remontadas y voltean a los Jets

El wide receiver de los Dolphins Jarvis Landry (14) atrapa un pase de touchdown sobre Buster Skrine (41), de los Jets, en el primer cuarto en el Hard Rock Stadium en Miami, la tarde del domingo 22 de octubre del 2017.
El wide receiver de los Dolphins Jarvis Landry (14) atrapa un pase de touchdown sobre Buster Skrine (41), de los Jets, en el primer cuarto en el Hard Rock Stadium en Miami, la tarde del domingo 22 de octubre del 2017. ctrainor@miamiherald.com

En una nueva bestial remontada, los Dolphins vencieron 31-28 a los Jets de Nueva York, en durísimo partido en el que perdieron por lesión al quarterback titular Jay Cutler y les anularon un touchdown, la tarde del domingo en el Hard Rock Stadium ante 65,025 aficionados.

“La naturaleza con la que este equipo ha sido construido nos permite creer en nosotros y que hasta el último segundo hay una oportunidad”, expresó el defensive end Cameron Wake. “No hay pánico, pero sí un sentido de urgencia”.

 

Como en la semana pasada, tras estar abajo por 17 puntos y triunfar 20-17 ante los Falcons en Atlanta, el kicker Cody Parkey le dio la victoria al equipo de Miami sobre el de Nueva York con una patada, esta vez de 39 yardas.

Con un coraje sin límites, los Dolphins (4-2) sacaron adelante un partido que tenían perdido hasta el último cuarto, y para colmo jugaban con el quarterback suplente Matt Moore.

Cuando todo parecía que irían a tiempo extra, el cornerback Bobby McCain interceptó al quarterback Josh McCown y puso a los Dolphins en rango de field goal.

 

“Nunca estamos perdidos anque estemos abajo por dos, tres touchdowns o tres puntos; igual seguimos luchando”, dijo McCain. “De eso nos sentimos orgullosos. Somos una banda de hermanos”.

Parkey no desperdició ese espíritu de los Dolphins y selló el primer triunfo divisional de la temporada.

Desde el sonido de la campana se produjo un feroz intercambio de golpes en este clásico de la NFL.

Un gran pase de 29 yardas de McCown al wide receiver Jermaine Kearse puso adelante a los Jets en el primer ataque del partido.

 

La respuesta de los Dolphins fue inmediata. En apenas dos minutos, Cutler condujo un ataque que culminó con un pase de cuatro yardas a Jarvis Landry para touchdown.

El encuentro era muy parejo. McCown, sin embargo, pudo encontrar al wide receiver Robby Anderson para un touchdown de 18 yardas y poner a los Jets 14-7 sobre el final del primer cuarto.

En el segundo cuarto, Cutler replicó con un pase de cuatro yardas para touchdown de Anthony Fasano y los Dolphins volvieron a empatar.

 

Poco más de un minuto antes irse al descanso, Cutler fue interceptado y el ovoide quedó en la yarda uno de los Dolphins. Desde ahí corrió McCown para poner de nuevo arriba a los Jets.

Cutler sufrió un encontronazo en el pecho y las costillas al inicio del tercer cuarto. Moore ingresó en su lugar, fue interceptado poco después y los Jets no desperdiciaron la oportunidad. McCown completó un pase de 10 yardas a Austin Seferian-Jenkins para touchdown y el 28-14 parecía una lápida para el equipo de casa.

A falta de 11:21 minutos para terminar el partido, Moore lanzó un pase de 28 yardas a Kenny Stills para touchdown.

 

Moore hizo un pase corto para touchdown de Stills, que fue anulado por interferencia del receiver Leonte Carroo de los Dolphins. Tres jugadas después, sin embargo, Moore y Stills se combinaron para un touchdown de dos yardas y los Dolphins empataron a los 7:41 minutos del cuarto periodo.

“Fue una gran victoria y más aún cuando uno puede contribuir para una remontada así”, dijo Moore. “Los muchachos hicieron un trabajo increíble. Estábamos 14 puntos abajo en el último cuarto, pero nos recuperamos. Sí, ha sido muy divertido”.

Siga a Luis Sánchez en Twitter: @luisfsanchez6

  Comentarios