Football

Los Huracanes soplan fuerte ante los Knights

El quarterback Ryan Hill realiza una corrida de primer down en el choque del Dolphin Stadium.
El quarterback Ryan Hill realiza una corrida de primer down en el choque del Dolphin Stadium.

A pesar de la conseguir la victoria, una vez más los Huracanes demuestran que aún les falta mucho para llegar adonde quieren.

Los Huracanes de la Universidad de Miami (3-3, 0-2) derrotaron anoche a Central Florida (2-4, 1-1) 20-14 en un partido olvidable en el Dolphin Stadium delante de 40,011 aficionados.

Después de un inicio emocionante que vio a UM marcar dos veces en sus primeras tres series, la ofensiva se durmió pero aun así los caseros mantuvieron su superioridad y ganaron.

"Fue un partido emocionante'', declaró Randy Shannon tras el triunfo. "Es una victoria importante después de dos derrotas. La defensa jugó espectacular y controló el partido''.

Pero la ofensiva fue otra historia.

El joven quarterback Robert Marve tuvo un día para el de olvido y estuvo como si fuera un espectador en los últimos minutos del partido cuando Shannon optó por Jacory Harris en su lugar.

Marve terminó 8 de 13, acumulando sólo 74 yardas con un touchdown y tres horribles intercepciones.

"Tuve un día duro'', admitió Marve. "Pero es excelente tener un día tan malo y conseguir ganar. Nunca pude encontrar el ritmo y siempre me sentí un poco raro''.

El que fue la diferencia al final fue Graig Cooper, quien corrió 23 veces para 100 yardas, incluyendo los puntos críticos con 5:21 minutos por disputar.

Cooper notó bastante la ausencia de su compañero Javarris James, quien normalmente se ocupa de las corridas por el medio, y se vio con pocas opciones al salir hacia afuera de la línea.

"Ofensivamente no podíamos arrancar'', explicó Shannon. "Pero tenemos que seguir adelante porque los jugadores son jóvenes. Al final del día, una victoria es una victoria''.

Pero la diferencia obvia fue la forma que jugó la defensa Huracán, que no permitió ni un punto de los visitantes y sólo les dejó acumular 78 yardas ofensivas. Liderados por Glenn Cook, salieron a todo tren y al final los visitantes obtuvieron solo cuatro yardas en 27 corridas.

Lo curioso es que al principio parecía que los Huracanes dominarían completamente el partido.

Los de Shannon anotaron los primeros puntos del encuentro en su segunda serie. Tras dos grandes corridas de Cooper, Marve encontró a Travis Benjamín solito desde 25 yardas para el 7-0.

Menos de tres minutos después consiguieron ampliar el marcador a 10 con un gol de campo de Matt Bosher después de que Richard Gordon había bloqueado una bola pateada de los visitantes.

Cuando todo parecía que iba de forma esperada, UCF cortó el marcador a tres en el segundo cuarto tras la segunda intercepción por parte de Marve.

El novato tiró mal y Johnell Neal le hizo pagar, devolviendo el balón 62 yardas para los primeros puntos de los visitantes.

Entrando al último cuarto los Huracanes ganaban solo 10-7 y el partido daba la impresión que cualquier fallo casero podría cambiar el marcador para lo peor.

Pero los fallos vinieron de los visitantes.

Primero una pateada les salió mal y los Huracanes aumentaron el marcador a 12-7 tras un safety. El momento decisivo del partido vino poco después.

Los Knights dejaron caer una pateada y Sam Shields recuperó para los de Shannon en la cinco de UCF. De allí Cooper marcó en la siguiente jugada y sentenció el partido.

Los Knights consiguieron cerrar el marcador y hacer temblar a los hinchas naranjas en la siguiente jugada cuando Joe Burnett devolvió la pateada de Matt Bosher 91 yardas para el 20-14 pero la sentencia ya estaba firme.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios