Football

Precio por no callarse

EL LINEBACKER de los Dolphins, Joey Porter, mantuvo una conducta ajena a los principios de 
la NFL durante el cuarto período del choque entre los Dolphins y los Patriots.
EL LINEBACKER de los Dolphins, Joey Porter, mantuvo una conducta ajena a los principios de la NFL durante el cuarto período del choque entre los Dolphins y los Patriots. Associated Press

Aparentemente, la NFL está interesada en callar a sus jugadores que hacen uso excesivo y agresivo de su boca.

El linebacker de los Dolphins, Joey Porter, fue multado con $7,500 por conducta ajena a los principios del deporte durante el cuarto período del choque en que los Dolphins de Miami cayeron ante los Patriots de Nueva Inglaterra.

Porter fue castigado específicamente por abusar verbalmente de un oponente luego de que finalizara el encuentro.

El jugador fue penalizado dos veces en el cuarto parcial, una por una acción demasiado fuerte y luego por rudeza innecesaria. Los miembros de ambos equipos habían sido advertidos por los árbitros de que serían amonestados, cuando los ánimos comenzaron a caldearse.

Hace varios días Porter, quien ya pidió disculpas al coach Tony Sparano, se paró delante de los Dolhins y afirmó que permanecer en el juego contra las órdenes de su coach fue un error muy lamentable.

"Sólo deseo disculparme por no atacar las órdenes del coach Sparano de salir del campo'', expresó Porter en su alocución. "No lo vi así. Sólo quería permanecer sobre el campo, no intentaba ser irrespetuoso con el equipo ni desobedecer sus órdenes''.

El linebacker, Charlie Anderson, intentó dos veces reemplazar a su compañero de equipo siguiendo indicaciones de Sparano, pero Porter no lo dejó.

Con esta multa, Porter se une al linebacker Channing Crowder, quien fue multado con $15,000 por su papel en un altercado con el offensive tackle de Nueva Inglaterra, Matt Light.

Durante el incidente, que empezó durante un intento de field goal de los Patriots y siguió cuando los dos jugadores se dieron empujones tras la acción en el terreno, el casco de Crowder se desprendió en lo que Light empezó a halarle el pelo continuamente y a golpearlo en la parte trasera de la cabeza.

Ambos jugadores recibieron castigos por foul personal y fueron expulsados. Mientras salían del campo, Light sonreía y Crowder levantó las manos para obtener una reacción del público.

Posteriormente, ambos atletas tuvieron que ser separados por varios guardias de seguridad en el túnel bajo el estadio cuando siguieron discutiendo tras su expulsión. En esta ocasión no tuvieron contacto físico.

Esta es la segunda ocasión en la temporada que las palabras le cuestan dinero a Porter, quien fue multado con $20,000 después de una derrota 29-28 ante los Texans.

  Comentarios