Football

Los Dolphins de Miami sueñan con los playoffs sin olvidar a Buffalo

Ricky Williams.
Ricky Williams.

Para los Dolphins de Miami lo improbable se ha vuelto muy difícil de ignorar.

Los Dolphins, que establecieron un récord de 1-15 la campaña previa, y no han calificado desde el 2001 para los playoffs, están ahora soñando con la posibilidad de ir a la postemporada.

El próximo juego del equipo de Miami será contra un rival divisional, Buffalo (6-6), aunque el coach Tony Sparano dijo que se está haciendo más difícil para su equipo no pensar más allá del domingo.

"Uno trata de decirles que no piensen en las cosas antes de tiempo, uno trata de decirles todo eso'', declaró Sparano. "Pero uno está en un momento en que no pensar en las cosas antes de tiempo se hace ridículo''.

Las derrotas en el Este de la AFC se mostraron oportunas para los Dolphins (7-5), que no luchan por un puesto de playoff desde el 2003. Tanto los Jets de Nueva York como los Patriots de Nueva Inglaterra y los Bills de Buffalo perdieron, dando mayor importancia a la victoria de Miami 16-12 sobre San Luis.

"Fue un juego inconsistente en cuanto a la ofensiva. Fue un juego muy intenso, todo el día'', comentó el quarterback de Miami, Chad Pennington. "Hay que darle crédito a San Luis. Nosotros jugamos mal, pero al final ganamos''.

Con sólo cuatro partidos por delante, Miami está un juego por detrás de los Jets en el Este de la AFC, y un juego por detrás de los Colts y los Ravens en la competencia por el wildcard.

Los Dolphins jugarán tres de los juegos siguientes fuera de aquí, incluyendo el 28 de diciembre contra los Jets.

"Nosotros sabemos que en estos momentos tenemos bastante control sobre nuestro destino'', afirmó Sparano, que dio ayer el día libre a los jugadores. "Al mismo tiempo, yo he estado en situaciones en que uno necesita ayuda, y no es un tipo de situación en que uno quiere estar''.

En estos momentos hay algunas noticias no muy buenas para los Dolphins.

Tendrán que enfrentarse a los Bills en el Rogers Centre de Toronto sin el guard Justin Smiley, quien dijo a los reporteros el domingo que se había fracturado una pierna.

Ayer, Sparano dijo que Smiley no podría jugar durante el resto de la temporada. La pérdida es especialmente significativa para el tackle novato Jake Long, quien se ha beneficiado de la experiencia de Smiley.

"El mayor reto que tienen esos linemen es la parte de la comunicación. Y Justin, debido a que ha visto las cosas tantas veces, se puede comunicar con un poco de mejor claridad'', afirmó Sparano. "Pienso que Jake está ahora mucho mejor gracias a Justin''.

  Comentarios