Football

Los playoffs no son una quimera para los Dolphins de Miami

ANTHONY FASANO (izq.) fue uno de los jugadores clave en el triunfo de los Dolphins sobre los Bills el pasado 
domingo.
ANTHONY FASANO (izq.) fue uno de los jugadores clave en el triunfo de los Dolphins sobre los Bills el pasado domingo.

La frase puede parecer graciosa, como uno de los chistes que los comediantes de medianoche decían el año pasado por estas fechas: "¡Los Dolphins de Miami en primer lugar!''.

Sin embargo, no se trata de una broma.

Miami, el antiguo hazmerreír de la NFL, subió un escalón más en la División Este de la liga al derrotar a Buffalo, mientras los Jets de Nueva York perdían en San Francisco.

Eso deja a los Jets y a los Dolphins con una foja de 8-5, junto a los Patriots de Nueva Inglaterra, que a su vez vencieron a Seattle.

"Volvimos a jugar un buen partido y ganamos'', afirmó Tony Sparano, piloto de los Dolphins.

En realidad, el equipo ha corrido con suerte, ya que ha tenido pocos jugadores lesionados y se ha beneficiado de uno de los calendarios más fáciles de la NFL.

Pero lo cierto es que no están en su puesto actual únicamente por tener buena suerte.

Bajo el nuevo sistema bajo el mando de Bill Parcells, Miami ha mejorado drásticamente, tal vez lo suficiente como para ir a los playoffs por primera vez desde el 2001.

Este cambio podría ser un logro asombroso para un equipo que el año pasado tenía récord de 0-13 en esta semana, y terminó con un decepcionante 1-15.

"Tenemos una oportunidad'', afirmó el cornerback, Andre Goodman. "Eso es todo lo que uno puede desear''.

Los Dolphins han triunfado en seis de los últimos siete partidos, y tienen una racha victoriosa de tres juegos fuera de casa. Con la victoria del domingo con marcador de 16-3 completaron barrieron a Buffalo en la temporada, y Miami estuvo en control de la bola durante 37 minutos y medio, al tiempo que sólo permitió 163 yardas, la mejor jornada defensiva del equipo desde el 2003.

Los veteranos Joey Porter, Vonnie Holliday, Jason Ferguson, Will Allen, Yeremiah Bell y Anthony Fasano fueron algunos de los jugadores que contribuyeron al último triunfo.

"Hablé con algunos de los jugadores veteranos'', indicó Sparano. "Les dije que en las dos semanas finales, a medida que aumentaban las posibilidades para llegar a los playoffs, había algunos que tal vez no estaban jugando todo lo bien que podían. Y ayer, de repente, vi en el terreno a un grupo diferente de jugadores. Vi cómo esos jugadores rindieron lo que se esperaba de ellos''.

Como resultado están en control de su destino. Esta semana salen como favoritos para jugar en casa contra San Francisco (5-8), y la semana próxima en Kansas City (2-11). Después viene un difícil enfrentamiento potencial en el partido final de la temporada contra los Jets en Nueva York.

"Es realmente emocionante'', dijo el novato Davone Bess. "Tenemos que seguir hambrientos. Esto no se ha acabado aún''.

Hay cuatro equipos en la AFC que tienen mejor foja que los Dolphins, pero si ganan, no tendrán que preocuparse por la posibilidad de clasificar para un puesto en el comodín.

  Comentarios