Football

Ruedan cabezas de tres técnicos en la NFL

El quarterback Brett Favre (der.) y el entrenador Eric Mangini, ambos de los Jets de Nueva York, durante un partido contra los Rams de San Luis en el Giants Stadium in East Rutherford, N.J. Los Jets despidieron a Mangini el lunes, tras que el equipo fuera eliminado de los playoffs por los Dolphins de Miami.
El quarterback Brett Favre (der.) y el entrenador Eric Mangini, ambos de los Jets de Nueva York, durante un partido contra los Rams de San Luis en el Giants Stadium in East Rutherford, N.J. Los Jets despidieron a Mangini el lunes, tras que el equipo fuera eliminado de los playoffs por los Dolphins de Miami.

Un día después de finalizada la temporada regular de la NFL, Detroit, Cleveland y los Jets de Nueva York despidieron el lunes a sus respectivos entrenadores, cada uno cargando la culpa por campañas decepcionantes.

Rod Marinelli fue despedido por los Lions tras un humillante récord de 0-16, el peor en la historia de la NFL.

Los Browns echaron a Romeo Crennel, luego que el equipo perdió sus últimos partidos sin anotar touchdowns en jugadas en ofensiva.

En una sorpresa menor, Eric Mangini se quedó sin trabajo como técnico de los Jets, marginados de los playoffs al sucumbir en cuatro de sus últimos cinco partidos con Brett Favre como quarterback.

Tres entrenadores fueron despedidos durante plena temporada regular: Mike Nolan en San Francisco, Scott Linehan en San Luis y Lane Kiffin en Oakland.

Mike Singletary reemplazó a Nolan y se espera que seguirá en el puesto luego que sus 49ers redondearon marcha de 5-4 en sus últimos nueve compromisos. Los interinos Jim Haslett (San Luis) y Tom Cable (Oakland) no tenían nada asegurado.

Marinelli acumuló foja de 10-38 en su ciclo de tres años, con apenas una victoria en los últimos 24 partidos, luego que el equipo arrancó 6-2 en el 2007. Marinelli fue contratado por Matt Millen, quien fue despedido del puesto de presidente hace tres mes.

"Sería ingenuo pensar que se seguir en el puesto con un 0-16'', dijo Marinelli en una rueda de prensa.

Marinelli, sin embargo, afirmó que a su equipo no se le puede catalogar como el peor, al argumentar que los jugadores nunca tiraron la toalla, se quejaron o se recriminaron.

Crennel, cuyos Browns cerraron 4-12 tras un 10-6 la pasada campaña, quedó fuera después de la derrota 31-0 el domingo ante los Steelers de Pittsburgh. El domingo, además, el equipo despidió a su gerente general Phil Savage.

A los Browns les pasó factura las lesiones de sus dos quarterbacks: Derek Anderson y Brady Quinn. Crennel se fue con una marca de 24-40 en cuatro años.

Tampoco ayudó que nunca pudo ganarle a los Steelers, sus clásicos rivales, en ocho partidos.

"Romeo fue un caballero en todo el sentido de la palabra'', dijo el dueño del equipo Randy Lerner.

El equipo no ocultó tener interés en contratar a Bill Cowher, el ex técnico de los Steelers, pero que éste les indicó que no quiere dirigir de momento.

Mangini, elogiado tras clasificar a los Jets a los playoffs en el 2006 cuando tomó las riendas con 35 años, parecía tener al equipo enfilado en el camino correcto con un arranque de 8-3. Pero Nueva York perdió cuatro de sus últimos cinco duelos, reveses que se produjeron tras resonantes victorias a domicilio sobre Nueva Inglaterra y Tenesí.

Los Jets se gastaron millones previo a la temporada y obtuvieron en un canje a Favre, luego que el quarterback de 39 años dio marcha atrás con su retiro de los Packers de Green Bay. Favre no respondió en la parte final de la campaña, con sólo dos pases de touchdown y nueve pases interceptados en los últimos cinco partidos, afectado por dolencias en la espalda, cuello y hombro.

"No creo que fue algo específico'', dijo el dueño de los Jets, Woody Johnson, al anunciar el despido de Mangini. "Tenemos que ir en otra dirección ... Se tomó una decisión. Ojalá sea la correcta''.

  Comentarios