Football

Los Hockies buscan hoy cambiar el curso de la historia

LOS BEARCATS de Cincinnati ha tenido buenas campañas 
en los últimos años y no será fácil vencerlos hoy.
LOS BEARCATS de Cincinnati ha tenido buenas campañas en los últimos años y no será fácil vencerlos hoy. Associated Press

El FedEx Orange Bowl que se disputará esta noche en el Dolphins Stadium promete un duelo interesante entre un equipo con historia y acostumbrado al suceso y otro que debuta a estas alturas del football universitario.

Los Hokies de Virginia Tech (9-4, 5-3), el número 21 del ranking nacional, buscarán ganar el partido que se les escapó hace una temporada cuando se enfrentan con los Bearcats de Cincinnati (11-2, 6-1), el número 12 del escalafón, quienes debutan en un encuentro del BCS.

Los dos equipos llegan tras ganar sus respectivas conferencias, el ACC y el Big East, y buscarán terminar su año con una victoria importante.

Esta no es una situación nueva para los Hokies de Frank Beamer. Virginia Tech ha disputado 16 partidos bowl seguidos y llegan a Miami buscando ganar el Orange Bowl, después que se les escapó la temporada pasada frente a Kansas 24-21.

Esa fue su cuarta derrota seguida en este nivel tras haber perdido contra Auburn en el Sugar Bowl del 2005, Florida State en el Sugar Bowl del 2000 y Nebraska en el Orange Bowl de 1996.

"Es importante para este programa, nuestros jugadores, y nuestros entrenadores terminar bien en el último partido," declaró Beamer. "No son todos los días los que tienes la oportunidad de ganar un Orange Bowl."

"Creo que algunas veces tomamos los partidos bowl un poco en baldes, pero después de esta temporada y sin saber si podías ganar los desafíos suficientes para jugar un encuentro bowl, creo que no lo subestimaremos más."

Para los Bearcats, quienes llegan en una posición bastante distinta, la oportunidad no es suficiente, buscan ganar y convertirse en parte de la larga historia de este partido anual.

Los de Brian Kelly, el entrenador de segundo año, no disputaron un partido bowl entre 1951 y 1997, pero han conseguido renacer en los últimos años.

En el 2007 terminaron 9-3 y derrotaron a Southern Miss 31-21 en el PapaJohns.com Bowl. Esta temporada han mejorado aún más y ganaron su primer título del Big East al terminar con 11-2, incluyendo tres victorias contra equipos del Top 25.

Si no fuera por derrotas contra Connecticut y frente al número dos del ranking Oklahoma, quien jugará contra Florida para decidir el título nacional el 8 de enero, podían haber terminado aun mejor.

"Con todo el respecto al PapaJohns.com Bowl, creo que éste es un desafío mucho más importante," declaró Kelly. "Este juego es sobre respecto. Es sobre credibilidad porque consigues llegar al Orange Bowl y un partido del BCS. Nos gusta jugar y nos gusta ganar."

Sin duda este enfrentamiento promete bastante emoción y será interesante ver cómo los dos equipos reaccionan renovando su historia juntos.

La única vez que estos dos clubes se han enfrentado en esta instancia fue cuando ambos participaron en un partido bowl, el Sun Bowl de 1947. En esa oportunidad Cincinnati ganó 18-6.

  Comentarios