Football

Con equipo más sólido inicia nuevo reto

JASON TAYLOR (der.) celebra con Yeremiah Bell, el 17 de agosto último. Ambos serán titulares hoy en Atlanta.
JASON TAYLOR (der.) celebra con Yeremiah Bell, el 17 de agosto último. Ambos serán titulares hoy en Atlanta. The Miami Herald

Más fuertes, más maduros y con mayores expectativas, los Dolphins de Miami comienzan la temporada regular frente a los Jaguars de Atlanta, hoy (1 p.m. TV: CBS) en el Georgia Dome.

En todo sentido ha mejorado el conjunto que dirige Tony Sparano con respecto a la campaña pasada en la que avanzó a los playoffs después de seis años sin lograrlo, se coronó campeón de la División Este de la Conferencia Americana de la NFL y terminó con un notable récord de 11-5.

Entre los refuerzos más importantes de este año figura el regreso del linebacker Jason Taylor tras una temporada con los Redskins de Washington.

"Taylor es uno de los jugadores más inteligentes que he dirigido, es un completo profesional'', afirmó Sparano. "Ha agregado más de 10 libras de músculos en trabajo con pesas''.

Además, en el draft 2009 de la NFL los Dolphins seleccionaron algunas piezas valiosas como el cornerback Sean Smith, quien de inmediato se ganó el puesto de titular; y el quarterback Pat White, quien puede ser una magnífica alternativa para el wild cat, un ataque por sorpresa, que en la temporada pasada dio excelentes resultados cuando lo implementaron como principales actores el QB Chad Pennington y el running back Ronnie Brown.

También, el escuadrón de Miami cuenta con el retorno del wide receiver de ascendencia mexicana, Greg Camarillo, quien se perdió la mitad de la campaña pasada debido a una lesión en la rodilla.

Ahora, Camarillo se suma al grupo de receivers de los Dolphins que lidera Ted Ginn Jr, y es muy bien secundado por Davone Bess y los novatos Brian Hartline y Patrick Turner.

La presencia de Pennington es una garantía para los Dolphins y hoy empezará la segunda y última temporada en su contrato por dos años con el club miamense.

En el 2008, Pennington alcanzó la mejor marca en yardas aéreas de su carrera, con 3,653 y se convirtió en el primer quarterback en la historia de la NFL en pasar, al menos, para 3,500 yardas y ser interceptado en siete o menos oportunidades.

Por su parte, Atlanta es un rival difícil que cuenta con un QB, Matt Ryan, que el 2008 se corono el Novato Ofensivo de la NFL, gracias a sus 3,440 yardas aéreas completadas.

Además, los Jaguars se han reforzado con el tight end cubanoamericano Tony González, quien es una amenaza en el tercer down y en la zona de anotación.

  Comentarios