Football

Los Golden Panthers en pos de la recuperación

DARRIET PERRY (izq.), de los Golden Panthers, tratará de mover el ovoide por tierra hoy contra los Warhawks.
DARRIET PERRY (izq.), de los Golden Panthers, tratará de mover el ovoide por tierra hoy contra los Warhawks. ImageReflex

Cuando los seguidores de los Golden Panthers vieron por primera vez el calendario del 2009, las primeras tres fechas contra Alabama, Rutgers y Toledo, demostraron que este programa tiene grandes ambiciones.

Después de tres derrotas seguidas para comenzar la temporada, FIU se encuentra en una situación difícil y de no lograr una victoria, podría perderse la oportunidad de disputar un partido de bowl. Sin duda tendrá que iniciar el calendario de conferencia más efectivamente en Louisiana esta tarde (TV: CSS, 3:30 p.m.).

La cartilla de los Golden Panthers (0-3, 0-0) en el Sun Belt Conference comenzará contra los Warhawks de Louisiana-Monroe (2-2, 1-0), un equipo que ha mejorado bastante desde el año pasado y que sorprendió 27-25 a Florida Atlantic en Fort Lauderdale la semana pasada.

Para el conjunto de Mario Cristóbal, la última derrota 41-31 frente a Toledo fue dura, especialmente tras haberles ganado la temporada pasada, y si esperan conseguir su primer triunfo de la joven campaña contra Monroe, tendrán que mejorar bastante ofensiva y defensivamente.

Los Golden Panthers fueron plagados por errores contra los Rockets en las dos partes del balón y el marcador realmente no fue indicativo del dominio de los visitantes.

FIU, quien de momento es el peor equipo del país moviendo el balón por el césped con sólo 63.7 yardas por partido, tendrá que continuar el breve éxito que demostró contra Toledo cuando Darriet Perry y Darrien Mallary lideraron una plantilla que acumuló 148 yardas. Ese aspecto no les dañó en la fecha, sino que fue la falta de exactitud de Paul McCall, quien sólo convirtió 19 de 42 pases.

Contra ULM, un equipo que dispone de la experiencia de tres titulares defensivos nombrados al equipo del año en el Sun Belt en el 2008 y otros siete titulares de la temporada pasada, la ejecución ofensiva, más que nunca, dictará el partido para FIU.

Los Golden Panthers también tendrán que encontrar una forma de parar a los Warhawks, especialmente tras permitir 566 yardas ofensivas frente los Rockets. FIU permitió demasiadas jugadas largas en la derrota y no pudieron bajar a sus rivales. Contra un conjunto ofensivo al que le gusta mover el ovoide por el césped, en especial con la habilidad y velocidad de su quarterback Trey Revell, una de las clave será las paradas defensivas.

Si los de Cristóbal esperan conseguir venganza por la derrota 27-31 que sufrieron la temporada pasada, necesitarán hacer algo que no han podido hacer en sus primeros tres partidos: jugar un partido completo y no sólo durante dos cuartos.

  Comentarios