Football

Las Panteras a duro desafío

La temporada pasada en Miami, esta fecha terminó con un espectacular pase de T.Y. Hilton a Junior Mertile para la victoria. Fue la jugada del año de FIU y le costó a Arkansas State un partido bowl.

Hoy (7 p.m.), en Jonesboro, Arkansas, los Red Wolves (1-4, 0-2) buscan revancha.

Con los problemas defensivos que exhibe FIU (1-5, 1-2) de momento, quizás no les sea difícil.

Los Golden Panthers entran al duelo con uno de los peores conjuntos defensivos del país. Permiten casi 36 puntos por partido y las 499.8 yardas que regalan a sus rivales es la peor marca en la nación.

Si esperan ganar su segundo partido del año, tendrán que parar a dos de los mejores jugadores ofensivos de la conferencia: el quarterback Corey Leonard y el corredor Reggie Arnold.

"Lo que más resalta de Arkansas State'', declaró el entrenador de Florida International Univerty, el cubano Mario Cristóbal, "es que tiene un lanzador veterano, un corredor veterano quien es uno de sólo ocho en acumular gran cantidad de yardas en su carrera, combinado con una línea ofensiva que puede mover la línea de ataque''.

Posiblemente lo que más preocupa es que este rival, elegido en pretemporada como el segundo mejor equipo de la conferencia, todavía no ha demostrado sus habilidades este año. Teniendo en cuenta la presencia actual de los Golden Panthers defensivamente, éste podría ser el partido en que ASU se destape.

Ofensivamente, Cristóbal espera ver más contribución de Hilton, quien fue limitado en la derrota ante Troy la semana pasada por la lesión que sufrió contra Western Kentucky.

"Como vieron en el último partido, estuvo limitado'', añadió el entrenador. "Hay que darle crédito. No estuvo a velocidad máxima, pero tocó el balón e hizo algunas jugadas. Está progresando. Esperamos que esté cerca de 90 a 100 por cien el sábado''.

Uno de los jugadores que ha impresionado con la ausencia de Hilton ha sido Greg Ellingson. El veterano acumuló 190 yardas en los últimos dos juegos, una nota importante para un equipo que no quiere depender demasiado de su estrella y quien busca grandes contribuciones de varios jugadores.

Contra los Red Wolves, la clave será no caer detrás como la semana pasada contra Troy. Sea ofensivamente marcando puntos o defensivamente parando al rival FIU tiene que controlar el marcador.

Aunque sólo perdieron por nueve frente a los Trojans, la marca final no fue indicativa de los problemas que tuvo FIU.

En el segundo cuarto ya perdían 28-10 y cuando marcaron sus últimos puntos del partido, achicando el resultado, ya no había oportunidades de ganar.

No es la primera vez este año que les ha ocurrido algo similar y para un equipo al que le está costando ganar, caer detrás al principio normalmente significa otra derrota. Por eso, hay que tomar precauciones desde el principio.

  Comentarios