Football

Temporada con final feliz

DEDRICK EPPS (18) celebra junto al wide receiver LaRon Byrd (47) después de anotar un touchdown en pase del quarterback Jacory Harris en la victoria de los Huracanes.
DEDRICK EPPS (18) celebra junto al wide receiver LaRon Byrd (47) después de anotar un touchdown en pase del quarterback Jacory Harris en la victoria de los Huracanes. The Miami Herald

Javarris James anotó dos touchdowns, Jacory Harris lanzó para dos más, y Miami, ubicado en el puesto 19 del ránking nacional, tomó una temprana ventaja el sábado camino a derrotar a los Bulls de South Florida por marcador de 31-10.

Dedrick Epps y Leonard Hankerson cogieron pases de touchdown para Miami (9-3), que llegó a una ventaja de 21-3 a medio tiempo y consiguió sus primeros nueve triunfos en una temporada regular desde 2005. Una victoria en un Bowl --de destino aún indeterminado pero sin duda estimulada por el desempeño del sábado-- le daría Miami su primera temporada de 10 triunfos desde 2003.

Damien Berry corrió 114 yardas y Graig Cooper añadió 83 más por Miami, que jugó sin su tackle izquierdo Jason Fox, quien está lesionado.

A.J. Love cogió un pase de touchdown de 12 yardas por el conjunto de South Florida (7-4), que cierra su temporada regular en Connecticut el próximo sábado. Los Bulls cayeron a una marca de por vida de 7-28 cuando permiten al menos 31 puntos y 10-2 contra equipos del estado de la Florida, con ambas derrotas a manos de Miami.

Las escuelas se estaban enfrentando por sólo la segunda vez, con planes para que los equipos jueguen a fines de noviembre todos los años hasta 2013, cuando pudiera haber nacido otra verdadera rivalidad en la Florida.

Todavía no existe, sin embargo, y lamentablemente para los 66,469 aficionados --la segunda mayor concurrencia en la historia de South Florida-- Miami no perdió tiempo para señalarlo.

Una acción de 12 jugadas y 81 yardas en el inicio del encuentro establecieron el tono.

A mediados del segundo cuarto James entró al end zone, para concluir una acción de 10 jugadas y 61 yardas, para colocar a Miami arriba 21-3.

Con el tiempo, la defensa de los Bulls dejó de facilitarle las cosas a los Huracanes.

No obstante, para ese momento, ya todo estaba perdido para el conjunto de South Florida.

  Comentarios