Football

Algo que aprender en Dallas

El coach de los Dolphins, Tony Sparano, tiene razón. El nuevo estadio de los Cowboys ofrecerá un nuevo panorama este jueves por la noche. El choque de pretemporada no será jugado en el mismo lugar donde pasó cuatro temporadas. Muy poco le recordará el ambiente que vivió cuando era dirigente en Dallas.

Así que no, esta no será una bienvenida en su forma más pura.

"Nunca estuve en el nuevo estadio'', comentó Sparano, cuyo equipo enfrenta esta noche a los Cowboys a las 7 p.m. "De modo que voy sólo con la mente lista para el juego de football''.

Pero hay algo que aprender de ese poco pasado al que regresan Sparano y el gerente general, Jeff Ireland, y donde por primera vez se enrolaron con Bill Parcells antes de emprender viaje al sur de la Florida hace dos años.

La lección es esta: la paciencia es una cualidad exquisita.

Si usted se encuentra entre esos que necesitan un poco de tranquilidad mientras los Dolphins continuan buscando estabilidad en varias posiciones, le aconsejo mirar al rival, donde se puede encontrar la fundación de unos Cowboys que fueron diseñados por Parcells e Ireland.

De los 22 titulares de Dallas, 14 se encontrban en el róster cuando Ireland y Sparano abandonaron Texas en el 2008. Las mayores amenazas de los Cowboys, tipos como Jason Witten, Miles Austin, Tony Romo y DeMarcus Ware, fueron descubiertos por el actual alto mando de Miami.

Algunos de esos jugadores, como Ware y Witten, desarrollaron más rápidos que otros, como Austin and Romo. Pero, eventualmente, las piezas del rompecabezas comenzaron a encajar.

Aunque esta pretemporada ha sido difícil mantener el optimismo en Miami, algunos analistas de la NFL consideran que Parcells, Ireland y Sparano están muy cerca de lograr una magia similar en el sur de la Florida.

"Bill Parcells hizo un gran trabajo construyendo este equipo (Dolphins)'', expresó el analista de ESPN, Ron Jaworsk. "Si (el quarterback) Chad Henne disfruta de un buen año, pueden ser un equipo de playoff y un contendor para el Super Bowl''.

Esa es una predicción arriesgada, quizá entre las más optimistas que puedan hallarse. Pero una situación como la que existe actualmente en Dallas es la que tiene a expertos como Jaworski con expectativas altas para los Dolphins, a pesar de tantas interrogantes.

Cuando Parcells se hizo cargo de los Cowboys en el 2003, heredó un equipo que había finalizado la temporada previa con horrible marca de 5-11 y último en su división.

Sin embargo, el año anterior, con la huella de Parcells todavía visible, Dallas ganó su división y terminó con superior balance de 11-5.

Gran parte de la transformación en Dallas se logró al buscar en el draft a jugadores como Witten y Ware, mientras que se encontraron a agentes libres fuera del draft como Austin y Romo. Para Miami, la adición del wide receiver Brandon Marshall también refuerza las predicciones de éxito futuro.

"Con Brandon Marshall, con la línea ofensiva mejorada, y un quarterback joven que ganó en experiencia la pasada temporada, creo que tienen la oportunidad de ganar 10 o 11 choques'', apuntó el ex coach de la NFL, JonGruden.

Pero olviden, por ahora, esos tipos de evaluaciones. Ultimamente, los Dolphins han estado lejos de lucir como fuertes aspirantes a los playoffs, y sólo tratarán de encontrar su ritmo en este fin de pretemporada.

Tomen, por ejemplo, el juego terrestre. La unidad ha hecho poco para impresionar durante los tres primeros juegos de preparación, lo cual no deja de preocupar debido a la importancia de jugadores como Ronnie Brown y Ricky para el éxito de Miami.

Mientras el equipo batalla por encontrar su química, el punto es este: Toma tiempo, desarrollo y paciencia.

  Comentarios