Football

Los Dolphins tienen la última oportunidad para despejar sus dudas

El defensive back del los dolphins Minkah Fitzpatrick (29) trata de frenar al running back de los Panthers Christian McCaffrey (22) en el partido de pretemporada del 17 de agosto jugado en Charlotte, N.C.
El defensive back del los dolphins Minkah Fitzpatrick (29) trata de frenar al running back de los Panthers Christian McCaffrey (22) en el partido de pretemporada del 17 de agosto jugado en Charlotte, N.C. TNS

El entrenador de los Dolphins Adam Gase no piensa todavía en el debut en la temporada regular, el próximo 9 de septiembre contra Los Titans de Tennessee. Su preocupación son los 90 jugadores que dirige ahora y que tendrá que cortar a 53. Por eso reviste mucha importancia el choque contra los Ravens de Baltimore, el sábado (7 p.m. TV: CBS. Radio: 560 AM, 99.9 FM - 1140 AM, en español), en el Hard Rock Stadium.

Además, el tercer partido es el más importante de los cuatro que se disputan en la pretemporada de la NFL.

Es la última oportunidad que tiene el entrenador para despejar las dudas. El cuarto encuentro ofrece poco porque el objetivo es cuidar la integridad física de los jugadores a una semana del inicio de la campaña regular.

“Todos los equipos en la liga quieren jugar bien el tercer partido de la pretemporada”, explicó Gase. “A estas alturas hay que entender las fortalezas y debilidades del equipo. Y el objetivo es superar las flaquezas y consolidar lo positivo. Eso es lo que trataremos de hacer”.

Baltimore se presenta como un rival ideal para los Dolphins, no porque se trate de una revancha. La última vez que ambos escuadrones se cruzaron, en octubre pasado, en el M&T Bank Stadium en la temporada regular, los Ravens vencieron 40-0. Es un oponente sólido, con el mismo entrenador John Harbough y el mismo quarterback Joe Flacco desde el 2008, es decir desde la remota época en la que los Dolphins contrataron al ahora fallecido entrenador Tony Sparano y seleccionaron al quarterback Chad Henne.

“Nuestros jugadores saben contra quiénes se van a enfrentar este sábado”, expresó Gase. “Saben que los Ravens tienen la reputación de ser un equipo físico, y saben lo que pondrán en la cancha”.

Gase tiene que corregir muchos errores cometidos por los Dolphins en sus derrotas en los primeros dos choques de pretemporada, 26-24 contra los Buccaneers de Tampa Bay, en el Hard Rock Stadium; y 26-20 ante los Panthers de Carolina, en el Bank of America Stadium, en Charlotte, Carolina del Norte.

La defensiva se muestra muy inconsistente. Es capaz de silenciar a un quarterback de la categoría de Cam Newton, pero en la misma noche permitir un touchdown en una corrida de 71 yardas.

En la ofensiva, el quarterback Ryan Tannehill todavía no ha podido dar un pase de touchdown y hay mucha impericia para convertir en tercer down.

Hay partes alentadoras, sin embargo, como por ejemplo la cohesión que muestra el grupo de wide receivers.

“Estos muchachos andan juntos todo el tiempo, es como una pandilla positiva”, reveló Gase. “Son muy unidos y trabajan bien juntos. Solo hablan de football y tratan de ayudarse entre ellos. Necesitamos que ese grupo funcione y me gusta la dirección que han tomado”.

A ello se suma que Danny Amendola se ha convertido en el mentor de los jóvenes recibidores y vuelca en ellos la experiencia de una década vivida al lado de Tom Brady y la conquista de dos Super Bowls.

También Gase pone mucho ojo en los novatos. Se muestra muy entusiasmado con la ética de trabajo del safety Minkah Fitzpatrick y su extraordinaria aclimatación al profesionalismo, con la posibilidades del tight end Mike Gesiki y con la asimilación del linebacker Raekwon McMillan, quien en el primer partido de la pretemporada del 2017 sufrió rotura del ligamento cruzado anterior en su rodilla y tuvo que esperar hasta el 2018 para jugar de nuevo.

La parte más sensible, sin embargo, es tomar la decisión de dejar fuera del equipo a 37 jugadores que vienen trabajando muy fuerte para quedarse.

“Todavía no hemos llegado a ese punto”, se excusó Gase. “Es uno de esos momentos… Tenemos una gran cantidad de jóvenes que juegan muy bien… Yo miro las cosas desde el punto de vista que tengo en el equipo 90 muchachos, quienes están aquí desde abril dejando el alma en la cancha para formar parte del grupo y no me gusta adelantarme en nada que se refiera a los movimientos en la plantilla”.

  Comentarios