Football

Chispazos de los Dolphins y pase de TD de Tannehill abrigan el optimismo en Miami

El quarterback de los Ryan Tannehill deja caer el ovoide en el primer cuarto en el partido de pretemporada contra los Ravens, este sábado 25 de agosto en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens.
El quarterback de los Ryan Tannehill deja caer el ovoide en el primer cuarto en el partido de pretemporada contra los Ravens, este sábado 25 de agosto en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens. ctrainior@miamiherald.com

Ryan Tannehill dio su primer pase para touchdown en más de 20 meses, en el partido que los Dolphins perdieron 27-10 contra los Ravens de Baltimore, la noche del sábado en el Hard Rock Stadium.

Puede resultar exagerado destacar este logro porque ocurrió en un partido de pretemporada, pero los Ravens son siempre duros de roer incluso en un juego de exhibición y por eso es meritorio anotarles.

Además -y lo más importante-, eso da confianza a Tannehill para comandar con autoridad la ofensiva de los Dolphins.

Por otro lado, la manera cómo se consiguió el touchdown marca un hecho alentador de cara a la temporada regular, que empezará el próximo 9 de septiembre en el Hard Rock Stadium contra los Titans de Tennessee.

Fue un ataque de ocho jugadas y 75 yardas ganadas.

Kenyan Drake encendió la pólvora con una poderosa corrida de 30 yardas. Acto seguido, Tannehill se conectó con Kenny Stills, el novato Mike Gesicki y de nuevo con Stills.

La línea ofensiva redondeó su trabajo en el momento clave y le dio el tiempo necesario a Tannehill para que esperara que se destapasen los recibidores. Y Amendola, con esa inteligencia que posee y que lo sitúa un poco más arriba que los demás, atrapó el ovoide, hizo un esquive extraordinario y anotó el touchdown, a los 5:51 minutos del segundo periodo.

La acción invita al optimismo porque reveló lo importante que puede ser la experiencia de Amendola en la campaña regular, la buena química que existe entre Stills y Tannehill, el poder arrollador por tierra de Drake y la promesa de Gesicki.

De inmediato, los Ravens respondieron y ahí apareció el coraje de la defensiva de los Dolphins, que no quería ser menos que su ataque, y frenó todos los intentos para touchdown de Baltimore, que tuvo que conformarse con un gol de campo de 22 yardas del kicker Justin Tucker.

“Nuestra defensiva realizó un buen trabajo”, expresó Gase. “Tuvimos un comienzo desafinado, pero los muchachos recuperaron la compostura y empezaron a ejecutar lo que Matt Burke [coordinador defensivo] les había indicado. Fue bueno verlos en acción”.

Acto seguido, Tannehill retomó la ofensiva cuando quedaban 57 segundos para irse al descanso y llevó a su equipo hasta la yarda 15 de Baltimore, en un ataque que incluyó una conexión de 36 yardas con Drake.

No se pudo lograr un nuevo TD, pero Jason Sanders acertó el field goal de 33 yardas para poner arriba 10-3 a los Dolphins.

Tannehill completó 11 de 16 pases para 115 yardas y un touchdown. Fue derribado dos veces.

Así se fueron al descanso y para la reanudación del partido, el entrenador de los Dolphins Adam Gase le dio oportunidad a aquellos que buscan un lugar en la plantilla de 53 jugadores para la campaña regular.

Fue cuando aparecieron flaquezas en la defensiva de los Dolphins

De’Lance Turner encontró un hueco por el medio para correr 65 yardas y empatar el partido 10-10, a los 4:32 minutos del tercer cuarto.

Luego, a falta de 2:29 minutos para entrar al cuarto final, Lamar Jackson se escapó en una carrra de 19 yardas y los Ravens subieron 17-10.

A los 1:54 minutos del cuarto periodo, Jackson pasó a DeVier Posey para un touchdown de 21 yardas y Baltimore se disparó 24-10. Y luego un gol de campo de 24 yardas de Kaare Vedvik, a los 7:47 minutos extendió la ventaja 27-10.

En líneas generales se vieron cosas interesantes en los Dolphins. Volvió Stills de manera acertada y el running back Frank Gore tuvo la oportunidad que tanto deseaba de estrenarse con su nuevo equipo.

Gore y Amendola son dos atacantes con experiencia en Super Bowl que serán de mucha utilidad a los Dolphins.

Kiko Alonso destaca en la defensa al igual que Robert Quinn, Jordan Phillips, Minkah Fitzpatrick, Cameron Wake, Reshad Jones y Jordan Lucas, entre otros.

La parte desalentadora fue que el wide receiver de los Dolphins Jakeem Grant abandonó el partido debido a una conmoción cerebral.

Los Dolphins venían de perder sus dos primeros partidos de pretemporada, 26-24 contra los Buccaneers de Tampa Bay, en el Hard Rock Stadium, y luego 26-20 frente a los Panthers de Carolina, en el Bank of America Stadium, en Charlotte, Carolina del Norte.

  Comentarios